Último Round

Lástima, Margarita

Se requiere un análisis concienzudo para darse cuenta que el PAN no fue el protagonista en estas elecciones. Si bien, lograron colocar a siete gobernadores, en la respuesta del por qué el PRI recuperó estados que ya tenía la coalición PAN-PRD, encontramos una razón para minimizar el optimismo albiazul.


En 2010, la misma fórmula que ahora triunfó en Veracruz, Durango y Quintana Roo logró triunfos en Sinaloa y Oaxaca. Un sexenio adelante, estas entidades han sido recuperadas por el PRI. En ocho de 12 estados donde habrá nuevo gobernador, ocurrió la alternancia. Solamente en Tlaxcala, Puebla, Zacatecas e Hidalgo repitió el oficialismo.


¿A qué obedece el cambio de orientación en el voto de los ciudadanos?.. Digo que en la respuesta al por qué la coalición perdió Sinaloa y Oaxaca encontramos razones para tomar con cautela el festejo panista. Sucede que el protagonista de este proceso electoral fue el hartazgo. Quienes no salieron a votar y quienes sí lo hicieron enviaron un mensaje: existe un desencanto por el gobierno. En aras de castigar a quienes ostentan el poder en los estados, los ciudadanos votaron por la opción que tenía más posibilidades de asegurar la alternancia.


¿Qué sucedería si hoy tocara elegir a un nuevo presidente de México?.. El PRI no repetiría; los niveles de popularidad de Enrique Peña Nieto siguen bajando, lo que deja el camino abierto para la oposición.


¿Cuál es la opción que tiene más posibilidades de lograr la alternancia?.. el Movimiento de Regeneración Nacional ha tenido un crecimiento considerable: tuvo buenos resultados en Veracruz, Oaxaca y Zacatecas. En la Ciudad de México –la que tiene más votantes del país- ya es la primera fuerza política. Andrés Manuel López Obrador –quien abanderará a ese partido- encabeza las encuestas de cara a 2018.


Eso explica el por qué los panistas han presumido tanto sus victorias: ¿Qué mejor momento para intentar que la popularidad de Andrés Manuel ya no siga creciendo? ¿Qué mejor que ahora para impedir que el tabasqueño continúe aprovechando ese hartazgo?


El PAN está gritando a aquellos ciudadanos que apostarán de nueva cuenta por la alternancia: aquí estamos también nosotros.


El problema es que resultará muy difícil presentarse como una opción diferente una vez que aun está fresco el recuerdo de los sexenios panistas. Una vez que la abanderada será la esposa del último ex presidente. Lástima, Margarita.


@Sergomezv