Último Round

Canción de Primavera en Primavera

“sin pensar que la Primavera

y la carne acaban también”


-Rubén Darío-


Blancanieves cantando como Yma Sumac. Blancanieves sonriendo al cantar. Blancanieves rodeada de ardillas, mariposas, mapaches, venados, conejos y pájaros azules como los de tuíter.

La versión Disney de San Francisco de Asís es la Primavera. Blancanieves es la maldita Primavera, porque también la Primavera es una canción de Yuri, esa que luego cantó Yuridia.La Primavera es dulce embustera, pasa ligera y todas esas cosas que huelen a programa dominical de Raúl Velasco.Además, la Primavera, dicen los académicos de la lengua, es la época del año que en el hemisferio boreal corresponde a los meses de marzo, abril y mayo.

Mientras que en el hemisferio austral, donde sea que quede eso, sucede en septiembre, octubre y noviembre.Primavera también es un conjunto. Un grupo musical que interpreta la de Morir de Amor. Por qué no.La Primavera es un festival. Cómo no va a serlo.

Es una presentación artística a la que van papá y mamá. Obligados a quedarse hasta que terminen todos los números de la tarde en el auditorio del colegio.La Primavera es el desvelo de ambos, el de papá mientras fabrica una nave espacial en la que su escuincle hará el aterrizaje sobre el escenario del Festival de la Primavera. Es el desvelo de mamá confeccionando la capa que utilizará su chamaco caracterizado de extraterrestre.

Una esperanza. La Primavera ha de ser una esperanza. De acuerdo a la melodía lasallista, los estudiantes son la Primavera, las nuevas hojas de la vid que llegan con esa estación. Los alumnos son la Primavera y, entonces, son la juventud.

Porque, así lo dice la canción, la Primavera ha llegado, una nueva esperanza ha surgido: el poema de un árbol que alcanza estrellas de paz.La Primavera es un poema. No solo el poema del árbol que alcanza estrellas sino un poema bautizado como canción, como Canción de Otoño en Primavera. Un poema escrito por Rubén Darío. Una canción sobre la juventud. La juventud, ese divino tesoro que se va para no volver.

La verdad es que todavía no me convence del todo eso que dice Rubén Darío que la Primavera y la carne acaban también. Mientras decido si son peras o manzanas, sé que de algo estoy seguro. La Primavera ha llegado, una nueva esperanza ha surgido: el poema…


Sergio Gómez


twitter: @Sergomezv