Se Comenta

Se comenta

:Que luego de que hace 15 días se presentó, con mayor intensidad, la ola violenta en el Estado de México, con ataques a bares y homicidios perpetrados presuntamente por delincuencia organizada, el vocero de Seguridad de la entidad, Indalecio Ríos Velázquez no ha dicho esta boca es mía.

:Que de hecho, ni siquiera la secretaría de Seguridad Ciudadana, Rocío Alonso Ríos, ha salido a dar alguna explicación, mientras que en las conferencias de prensa de la PGJEM no permiten sesión de preguntas y respuestas. Nadie del sector oficial habla sobre los hechos en la zona oriente de la entidad.

:Que para los presidentes municipales de la región la situación es muy complicada. Han dado de baja a policías que no pasaron exámenes de control de confianza, a otros se les vincula con las bandas criminales pero, hasta el momento, no hay detenidos.

:Que en la región sur la población sigue sin dormir tranquila. La gente teme a lo que pueda venir de Guerrero, también de Michoacán y padece la delincuencia endémica. Pero lo que más se teme es que esta zona se convierta en una franja de libres salidas, llegadas y permanencias.

:Que en el Congreso local esta misma semana se aprobará la iniciativa enviada por el gobernador Eruviel Ávila Villegas para sancionar el ingreso de celulares a los penales estatales del territorio. Ello con el fin de acabar con las extorsiones que salen de éstos.

:Que en Almoloya de Juárez hay acusaciones de los comerciantes del tianguis dominical de que el director de Gobernación les cobra hasta 400 pesos para dejarles vender. Piden al alcalde Vicente Estrada Iniestra que acabe con esta situación.