Se Comenta

Se Comenta

:Que decidió ponerle sabor a la contienda electoral. Ayer se registró como candidato independiente, en una jugada que no es producto de la casualidad ni tomada a la ligera. Hace meses que maduró esta posibilidad, consensuada con sus colaboradores más cercanos.

Efectivamente, hace mucho tiempo que empezó a mover a su grupo, y aunque los requisitos legales son pesados, él sabe cómo satisfacerlos. La apuesta es clara, porque con un nuevo partido en la escena estatal como el Movimiento de Regeneración Nacional, el voto de fragmentará y a "río revuelto", ya se sabe que los pescadores siempre ganan.

Isidro Pastor y su gente consideran que pueden obtener más votos que el PRI, aunque en esa estrategia se les olvida que la gente lo identifica como priista y difícilmente le creerá un discurso antigobiernista que seguramente usará.

Al final de cuentas y quizás sin proponérselo, Isidro trabajará a favor del PRI, porque los votos que ganará no serán de priistas, sino de personas inconformes que, de cualquier manera dirigirían sus preferencias hacía otros colores.

:Que el más beneficiado con la renuncia de Pastor es justamente su sucesor, Edmundo Ranero Barrera, pues deja una delegación de Sedesol saneada, al corriente en sus pagos y dinámica y, desde ahora, se coloca como el candidato más viable para recuperar para el PRI la presidencia municipal de Atizapán de Zaragoza, uno de los reductos más duros del PAN.

:Que Mauricio Valdés Rodríguez pudo haber sido un excelente gobernador mexiquense. Se preparó desde joven para esa encomienda y sin embargo vio truncados sus esfuerzos. Ahora se ha dedicado al estudio de la política y algo tiene de razón cuando afirma que en el Estado de México ningún candidato independiente tiene posibilidades de ganar.

Hasta el momento han registrado sus intenciones de participar como candidatos independientes cinco personas: Teresa Castell, Marciano Ramírez Trinidad, Guillermo Ortiz Solalinde y Erasto Armando Alemán Mayen, además de Isidro Pastor Medrano. De estos el único que tiene posibilidades reales es el último.

El atlacomulquense tiene grupo, tiene gente, conoce el sistema político y tiene dinero, una campaña de esta naturaleza no se mueve sin dinero e Isidro lo tiene, así como la facilidad para convencer a quienes puedan financiarle. Así que es la única propuesta que seguramente prosperará.

De que pueda ganar las elecciones, ese ya es otro cantar. Mientras, lo que al final se esperaba que pusiera la actriz Kate del Castillo a la elección, algo diferente, un toque especial, se lo dará el polémico ex dirigente estatal del PRI.