Se Comenta

Se Comenta

:Que las manifestaciones en diversas zonas de la entidad, son un ensayo de lo que viene. Por ejemplo, la Coordinadora Nacional Plan de Ayala anunció que el viernes seis de enero tomarán las casetas de todas las autopistas que convergen en la Ciudad de México para liberar el peaje. Morena, amaga con tomar hoy las gasolineras.

:Que ya desde ahora algunas organizaciones campesinas ligadas a la izquierda han convocado a un paro nacional para el 31 de enero. Y depende de cómo se pongan las cosas el "Día de Reyes" podrían seguir las expresiones de malestar la semana próxima.

:Que al margen de los cierres de carretera que han ocurrido en los últimos días, la protesta social no ha arreciado, por más que sus organizadores así lo quieran propagar, pero esta situación podría cambiar radicalmente en los próximos días, ya que en las redes sociales crece la crispación y miles de mexicanos que observan pasivamente podrían sumarse.

:Que donde se regodean con toda esta situación es en los partidos opositores al PRI, pues desde ahora vislumbran una derrota abrumadora para el tricolor. Ya hacen cuentas alegres y consideran que no hará falta ningún tipo de coaliciones para derrotar a la poderosa maquinaria priista.

A eso se debe que al interior del Partido Acción Nacional, por ejemplo, la lucha por conseguir la nominación se ha recrudecido entre los principales grupos y ahora hasta Luis Felipe Bravo Mena considera seriamente la posibilidad de volver a presentar sus aspiraciones.

Pero quienes llevan notoria ventaja son el diputado federal Ulises Ramírez, los ex alcaldes de Toluca Juan Carlos Núñez Armas y Juan Rodolfo Sánchez Gómez, así como el ex de Naucalpan, José Luis Durán Reveles. Ellos han integrado una especie de fuerza opositora a la postulación de Josefina Vázquez Mota, a quien consideran "fuereña" y carente del menor conocimiento de la realidad del Estado de México.

:Que el problema es que en el CEN panista, su líder Ricardo Anaya Cortés, sigue pujando por imponer a la ex candidata presidencial y no ve mal la coalición con otras fuerzas políticas, entre quienes estarían PRD, PT y MC con Alejandro Encinas Rodríguez a la cabeza.

Y todo ello, porque los panistas mexiquenses le cerraron la puerta a la dirigencia nacional en sus propias narices para evitar su intromisión en la toma de decisiones del presente proceso electoral. La Asamblea Estatal determinó que el método de selección de su candidato sea a través del voto abierto a la militancia, lo que disgustó al joven dirigente Ricardo Anaya.