Se Comenta

Se Comenta

:Que el PRI publicará hoy su convocatoria para participar en el proceso interno de selección de su candidato a la gubernatura. Tratan de privilegiar la unidad a todo trance, no quieren resquicios por donde pueda meterse la oposición; saben que el menor intento de división puede acabar con el partido en estas elecciones, que serán las más competidas de los últimos decenios.

Por eso, luego de muchas deliberaciones, optaron por la Convención con delegados como el método idóneo para definir y postular a su abanderado. Elecciones internas, con la participación de varios aspirantes hubiera terminado en encono, frustración y enojo.

Con la convención, saben que la decisión final la tiene el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y confían en su capacidad para dirimir conflictos y para usar el sentido común. Lo que es seguro, es que ninguno de los aspirantes saldrá de vacaciones y serán los próximos tres meses muy desgastantes para toda la estructura del partido.

:Que los consejeros políticos del tricolor coincidieron en afirmar que esta decisión evitará la polarización de la militancia y su posible debilitamiento por una contienda interna y ahora lo que les urge es llegar unidos y fortalecidos al proceso electoral que seguramente será muy competido.

:Que en el Partido de la Revolución Democrática, mientras tanto, en torno a la figura de Alejandro Encinas Rodríguez, fue creado un grupo político que empuja con mucha seriedad su candidatura por la gubernatura mexiquense. Lo curioso es que en esa "tribu" no aparece ningún militante con presencia en la entidad.

Aparecen sí, los gobernadores de Tabasco, Michoacán y Morelos, Arturo Núñez Jiménez, Silvano Aureoles y Graco Ramírez, así como el ex "líder moral" perredista Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y el dueño de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado.

Alejandro Encinas Rodríguez se ha mostrado renuente a reunirse con ellos y, más aún, a aceptar la candidatura. Se encuentra muy contento en su papel de diputado constituyente de la Ciudad de México, lo disfruta y no quiere distraerse con otras tareas, pero no ha dicho la última palabra, a pesar de que ha sido muy claro en su negativa a una alianza con el Partido Acción Nacional.

:Que hasta el momento, los partidos pequeños no han sido tomados en cuenta por los grandes, pero la "chiquillada" electoral está dispuesta a vender caro su amor a quienes busquen su apoyo para las coaliciones o alianzas. Convertidos en partidos "bisagra" pueden inclinar la balanza por los dos o tres puntos porcentuales que puedan aportar.