Se Comenta

Se Comenta


:Que fue sorpresiva la designación de Erasto Martínez Rojas como jefe de la Oficina de la Gubernatura mexiquense, dependencia de nueva creación en el organigrama del Poder Ejecutivo Estatal. En su lugar dejó a alguien de su confianza, Francisco González Zozaya.

Erasto inició el sexenio como secretario particular del mandatario estatal Eruviel Ávila Villegas, posteriormente fue designado titular de la Secretaría de Finanzas y hace pocos meses fue nombrado titular en la Secretaría de Infraestructura, también de reciente creación y que amalgama a las Secretarías de Comunicaciones y de Agua y Obra Pública.

Se trata pues, del hombre más cercano al jefe del Ejecutivo y se entiende que su nombramiento obedece a la necesidad de poner orden porque algunos miembros del gabinete estatal andan muy sueltos, generando expectativas en los municipios y algunos francamente creando grupos de apoyo en torno a su persona.

:Que todo se sabe, finalmente, y el gobernador Eruviel Ávila Villegas decidió colocar a su gente de más confianza muy cerca de él para que le informe de primera mano de todo lo que sucede entre el primer equipo de trabajo y para que llame a cuentas a los "desbocados".

Hay una frase sabia que reza: "antes de ir contra la oposición en el proceso electoral, hay que atacar la división y desunión al interior del partido" y ese, justamente, es el sentido del nuevo cargo de Erasto Martínez Rojas.

Será a Martínez Rojas al que le corresponda llevar lo más en paz posible la elección del candidato a gobernador. A lo menos que pueden arriesgarse, es a perder este bastión político.

:Que el otro jefe de Oficina, Francisco Guzmán Ortiz, aunque este de la Presidencia de la República, se tomó muy en serio la posibilidad de encabezar una posible alianza entre el PVEM y Nueva Alianza con el PRI para ir como candidato por la gubernatura mexiquense.

No se ha dado cuenta que todos los ataques de que ha sido objeto por parte de la oposición en los últimos días, obedecen a la estrategia opositora para pegarle al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, su jefe inmediato, a través de su persona.

:Que mediante una denuncia anónima y con el claro propósito de desacreditarla y al mismo tiempo poner en tela de juicio la probidad de la UNAM, circuló en redes sociales la especie de que Ana Lilia Herrera Anzaldo no había realizado su tesis de licenciatura. Eso le dio oportunidad a la secretaria de Educación de mostrar a todo el que lo quiso ver el documento impreso para acabar con suspicacias de una vez por todas.