Se Comenta

Se Comenta

:Que a 42 días de terminar su administración, el gobernador Eruviel Ávila Villegas empieza a sentir más fuerte la nostalgia, y muestra de ello, durante la entrega de obras de Ixtapan de la Sal, fue la remembranza de sus orígenes políticos.

El titular del Ejecutivo mexiquense recordó que el secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano estatal. Alfredo Torres Martínez, que lo acompañaba en el evento, fue su mentor como presidente municipal de Ecatepec, cabildo en el que Ávila participó como secretario del Ayuntamiento. Nobleza obliga.

:Que el mejor remedio contra añoranzas es la adrenalina, por eso el mandatario no dejó pasar la oportunidad de ponerse el equipo de seguridad, casco incluido, y lanzarse por la tirolesa en aquel pueblo mágico, lo que algunos leyeron como un mensaje político de "voy derecho y no me quito". ¿El siguiente deporte extremo será la escalada?

:Que en estos tiempos en que la presión de Trump afecta hasta al Estado de México, se extrañan los buenos oficios de Arnulfo Valdivia Machuca, director de Relaciones Internacionales del gobierno estatal en tiempos de Peña Nieto como mandatario local, para contener el impacto de las políticas extranjeras en varios sectores de la entidad.

El Doctor Valdivia, por estos días, se está despidiendo de su reciente encomienda como embajador de México en Colombia, cargo que desempeñó de manera brillante y con gran eficiencia, haciendo lucir, con base en su trabajo, la imagen nacional en aquel país. Aún en los duros tiempos en los que México era criticado en el mundo por asuntos como el de Ayotzinapa.

:Que analistas coinciden en que el crimen organizado siempre quiere aprovechar los periodos de transición, en los que unos se están yendo y otros apenas llegando, para sentar bases en diversos territorios del país. Las autoridades policiacas mexiquenses deben apretar la marca, pues, como dijera el clásico del fut, "hasta el último minuto tiene 60 segundos".

Y es que señalan también los que de esto saben: para una sociedad, tan dañina es la delincuencia como la percepción de inseguridad. Y esta ha impactado verdaderamente en esta y otras entidades en las que, gracias a las redes sociales, un crimen se multiplica por miles en el sentir de la gente. La batalla por la paz y tranquilidad de la población debe darse también en este frente de la comunicación.