Prospectivas

¿Por qué fracasan los países?

En el libro ¿Por qué fracasan los países?, Daron Acemoglu y James A. Robison dejan en claro que lo que determina que una sociedad sea prospera o pobre, no es el clima, la situación geográfica o las raíces culturales de un pueblo, son las instituciones.

En el capítulo “Tan cerca y, sin embargo, tan diferentes”, comparan la calidad de vida en la ciudad de Nogales en Arizona, Estados Unidos y en la ciudad de Nogales en Sonora. Mismas que describen de la siguiente manera:

“En Nogales (Arizona) la mayoría de los jóvenes van a la escuela y la mayoría de los adultos tiene estudios de secundaria. Sus habitantes tienen una esperanza de vida elevada, servicios públicos de calidad, Estado de derecho y seguridad, asimismo, dan por sentado que, a pesar de su ineficiencia y corrupción esporádica, el gobierno vela por sus intereses.  A unos cuantos metros, la vida es muy distinta. En Nogales (Sonora) la mayor parte de los adultos no poseen título de secundaria, muchos jóvenes no van a la escuela, las madres temen por los altos índices de mortalidad infantil, su esperanza de vida es menor a la de los habitantes de Nogales (Arizona), los servicios públicos son deficientes, la delincuencia es alta, abrir un negocio es peligroso y nada sencillo, hay mucha corrupción e ineficiencia en sus gobernantes”.

Continúan señalando: “¿Cómo pueden ser tan distintas las dos mitades de lo que es, esencialmente, la misma ciudad? No hay diferencias en el clima, la situación geográfica ni en los tipos de enfermedades presentes en la zona. Tampoco son los orígenes, ya que los habitantes de Nogales (Arizona) y Nogales (Sonora) comparten antepasados e incluso, prácticamente, tienen la misma cultura.

El éxito económico de los países difiere debido a las diferencias entre sus instituciones, a las reglas que influyen en cómo funciona la economía y a los incentivos que motivan a las personas”. Existe una fuerte relación entre las instituciones políticas y económicas. Cuando el poder es concentrado no se generan instituciones económicas que fomenten la actividad económica, el aumento en la productividad y algo muy importante, que busquen crear igualdad de oportunidades.

La prosperidad también demanda de la sociedad respeto a la ley, respeto a la propiedad, cultura de esfuerzo, de progreso, de emprendimiento. En México necesitamos que estos factores sean cada vez más, una realidad.