Prospectivas

Tu empresa sin costo y en menos tiempo

De acuerdo con el reporte anual “Doing Business 2017: Igualdad de Oportunidades para Todos”, en el ranking general respecto a la facilidad para hacer negocios, México ocupa el lugar número 47 de los 190 países miembros del Banco Mundial.

Si bien, lo anterior ubica a nuestro país como la nación con más facilidades para hacer negocios en América Latina, cuando se miden específicamente las facilidades para la apertura de negocios, México ocupa el lugar 93, por debajo de países como Jamaica, Colombia y Chile.  De acuerdo con este reporte, para abrir formalmente un negocio en México, se tienen que cubrir 8 tramites, en un tiempo que, por muy rápido, rondará los 8.5 días, pero que en muchas ocasiones tarda varias semanas, y con un costo promedio que, de acuerdo a datos del Gobierno de la República, es de 20 mil pesos.

En este sentido, es indispensable impulsar mejoras regulatorias que simplifiquen trámites y que incentiven a emprender, toda vez que nuevas empresas significan también nuevos empleos.

De ahí, la importancia que tiene la reciente reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, por la que se crean las “Sociedades por Acciones Simplificadas, S.A.S.”.

Estas sociedades se constituyen de forma gratuita, a través del portalwww.gob.mx/tuempresa, con la firma electrónica avanzada de los accionistas, en cualquier horario, sin la necesidad indispensable de tener que acudir con un notario o corredor público y pudiendo incluso estar conformadas por una sola persona física.  Están dirigidas a la micro y pequeña empresa, toda vez que, para desarrollarse bajo esta figura jurídica, los ingresos anuales no deben superar los 5 millones de pesos.  Actualmente, el gobierno sigue trabajando para que en la misma plataforma se puedan obtener el RFC y la firma electrónica de la sociedad, así como el alta patronal en el IMSS. El objetivo es acompañar a los emprendedores desde la constitución hasta la puesta en marcha del negocio. Aunque existieron voces que criticaron esta medida, argumentando que se lastimaba la certeza jurídica, estoy convencido que se trata de una constitución administrativa con los efectos legales necesarios, que elimina trabas y que invita a emprender desde la formalidad.

Hablamos de la forma más sencilla para que tu empresa tenga vida legal, sin costo alguno y en un tiempo mucho menor.