Prospectivas

Fuerzas Armadas: su papel en la seguridad pública

Desde hace prácticamente una década, las Fuerzas Armadas de nuestro país participan de manera permanente en labores que, en sentido estricto, corresponden a los cuerpos policíacos civiles.

No son pocos los casos donde ante la debilidad institucional de las policías locales, las Fuerzas Armadas llegaron a sustituirlas por completo, atendiendo tareas de patrullaje, de cumplimiento de órdenes judiciales y ministeriales, e incluso de protección de actores políticos estatales y municipales, entre muchas otras.

Si bien, esta actuación, ha estado constantemente cuestionada en torno a su legalidad y ha tenido que ser confirmada a través de criterios jurisprudenciales, es innegable que su intervención ha sido imprescindible para hacer frente al grave problema de inseguridad y necesaria para no dejar indefensos a ciudadanos de varias regiones del país.

En este marco, resulta imperante dotar a las Fuerzas Armadas de un marco jurídico claro, que defina mecanismos de coordinación, objetivos y esquemas de intervención. Actualmente, tanto en Cámara de Diputados como en Cámara de Senadores existen iniciativas que, con diferentes enfoques, plantean formas para atender esta situación.

Por otra parte, en Tamaulipas es urgente dar resultados en el fortalecimiento institucional de nuestros cuerpos policiacos, que hoy en día cuentan con menos de tres mil efectivos, totalmente insuficientes para proteger a más de tres millones y medio de tamaulipecos.

Es cierto que se han venido realizando importantes esfuerzos por consolidar las corporaciones de seguridad,pero los resultados aún no corresponden al tamaño del problema de inseguridad.

El camino para construir policías confiables es muy complicado. Ha costado muchos recursos, siendo el más valioso de ellos: eltiempo.

En este sentido, los tamaulipecos reconocemos y agradecemos profundamente la labor que han y siguen desempeñando las Fuerzas Armadasen tanto secontinúaavanzando en el reclutamiento, capacitación y certificación de nuestros policías.

Sin embargo, es urgente acelerar el fortalecimiento de las capacidades propias de nuestro Estado, a fin de cumplir verdaderamente las obligaciones que nos corresponden en el tema de seguridad pública y para darresultados que regresen la paz y la tranquilidad a nuestra tierra.