Prospectivas

David Gómez Fuentes: líder de Acción Positiva

El pasado miércoles, el Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas realizó un homenaje a quien por más de 38 años dirigió los esfuerzos de dicha institución, el Mtro. David Gómez Fuentes. Ahí, constaté una vez más que el IEST no es una comunidad educativa, es una familia; que una de las mejores decisiones de mi vida ha sido la elección de esta institución tamaulipeca como alma máter, y que es cierto, las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra.

En este marco, fue imposible no recordar las enseñanzas de David Gómez. Lo traté de cerca en 2012, era el mejor momento de mi vida estudiantil, habíamos realizado un trabajo muy intenso de acercamiento con todos los alumnos del IEST, quienes me dieron la responsabilidad y el honor de representarlos.                    Al inicio, la relación con el Mtro. Gómez fue cordial e institucional, sin embargo, después de unos meses de trabajo, se transformó en una buena amistad. Hoy, lo tengo claro, su visión y experiencia dieron a aquel ímpetu de los jóvenes que conformábamos las sociedades de alumnos, cauce y destino.

En su adiós como rector, sólo pueden pronunciarse palabras de agradecimiento, que como afirmó Lao-Tse, es la memoria del corazón.

Alumnos, ex alumnos, maestros, personal operativo y padres de familia reconocemos en David Gómez Fuentes a un hombre de una sola pieza, a un tampiqueño de excepción, que llevó a buen puerto los esfuerzos de cientos de personas y del que fueron fundadores hombres de reconocida calidad humana y acreditado prestigio profesional como: José Manuel Haces, Florentino Terán, Rodolfo Vega, Miguel Ángel Haces, René Govela, José Manuel Adame Mier y Emilio Pozo.

Entre los múltiples logros alcanzados durante su gestión destacan: las diversas acreditaciones y premios nacionales, la edificación del actual campus, la ampliación en la oferta educativa, la integración a la Red de Universidades Anáhuac y principalmente, haberse ganado el cariño de todos, a través de sus consejos, de su congruencia, de su ejemplo y de su cercanía con los alumnos.

David Gómez Fuentes deja de dirigir un proyecto que está más vivo que nunca, una institución académica con más de 40 años de prestigio, sin fines de lucro y donde prácticamente uno de cada dos alumnos cuenta con un apoyo económico para estudiar.

Gracias por todo maestro y éxito en lo que venga.