El 'gasolinazo', percepción de la inacción

El hartazgo en contra del sistema político mexicano que forma parte de la inconformidad, corrupción, engaño, discriminación, violencia y el mal manejo de recursos públicos fue lo que generó el levantamiento social en los últimos días y lo que refleja es un fastidio y un deseo de que se termine con la conformidad.

Lo anterior fueron los motivos para que los mexicanos salieran a protestar, tomando el gasolinazo como la última gota que derramó el vaso.

El tanto, la gente ha perdido la confianza en los gobernantes en todas las entidades y muchas de estas comunidades presentan focos rojos en rebeldía al orden público de alto impacto, mismo que se manifiestan en cuanto al grado de percepción de los habitantes.

Hidalgo no es la excepción, tanto así que son congruentes los resultados de la última elección donde los partidos políticos fueron los únicos derrotados y la población buscó la alternancia del poder en los municipios como una manera que se antiendan las necesidades del ayuntamiento, de acuerdo con esta iniciativa fue el impacto de castigo a los partidos políticos, de los cuales ninguno ganó en el territorio donde gobernaba, aunque el Partido Revolucionario Institucional es el partido que más puestos de  los municipio perdió en estas elecciones.

Cabe mencionar que la alternancia no es la panacea a la percepción de corrupción e impunidad que vivía el estado, tampoco de que la población sufriera un cambio que se atribuye a tener el hombre fuerte que maneja el estado desde Bucareli y un gobierno obediente que lleva a las personas a votar en rebeldía contra el sistema.

Una muestra de ello fue el gasolinazo que llevó a la canalización del hartazgo ciudadano contra la inacción de los gobernantes, la gente asiste a la manifestación creyendo que con eso puede solucionar sus problemas aunque sabiendo que las leyes no se autoejecutan, sin embargo, sus reclamos deben ser oídos y tomados en serio porque pueden llegar a formar una bomba de tiempo, lamentablemente los gobernantes no lo ven por ese lado, además está usando mano negra dentro de este grupo para generar el fastidio de la sociedad contra quien lucha por esta causa tan importante que puede cambiar el rumbo del país.

Desde luego no se puede negar que el gobierno está utilizando la técnica del miedo y el fastidio en contra del crecimiento de este movimiento, olvidando que está formando una fábrica de delincuentes y creando el sentimiento de injusticia que un manifestante de la causa, que puede ser indomable en su carácter, se ve así expuesto a que sea escuchado o previsto su problema, eso le lleva a caer en un estado habitual de venganza contra todo lo que lo rodea; no ve sino verdugos en todas las autoridades y pierde totalmente cualquier confianza con el sistema y a la propia justicia. Por ello los gobernantes deben enfrentar a esta crisis y meter con inteligencia de marcar la distancia que se produce en el orden y la realidad social que no deja de reflejarse en el sentimiento del ciudadano y su necesidad, existe una sensación de verlo lejanamente como una posibilidad de reinserción social y  produce una recursividad delincuencial fuera de control.

No es casual entonces que un pueblo gobernado por políticos que desconocen la realidad piensen en subterfugios  para incorporar al país al análisis y resolver la crisis económica y social, es lo que se percibe de nuestros gobernantes federales  que son innumerables artificios para lograr su propio beneficio y servir a sus intereses personales, tanto económicos como electorales. Por otra parte solo producen obras de mano negra y fuego amigo para aniquilar a su adversario sin importar la consecuencia o quien sea la víctima y no toman en cuenta el rechazo y hartazgo contra ellos y los privilegios que distinguen con la sociedad, el cual genera una vida marcada de diferencias e inconformidad.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx