Estructura policial local insuficiente

Ante los hechos suscitados en el municipio de Tizayuca el día jueves 6 de julio del año en curso, conviene subestimar la tendencia que conlleva riesgos a toda la zona por ello, antes de abordar la opinión asociada a la calidad del servicio de los cuerpos de seguridad del estado y de los municipios, vale la pena analizar la expresión de la conciencia social frente a la actividad policial, hacia sus funciones y el cómo deben ser prestadas, en coordinación con otras autoridades gubernamentales y la forma de contribuir sus funciones técnicas especificas, por lo que resulta imprescindible conocer y valorar el objetivo común de todos ellos sin deformaciones ni prejuicios para lograr una sociedad con mayor nivel de seguridad y bienestar.

Es indudable que algunas actividades prejuiciosas hacia la policía tengan imagen negativa, ya que es evidente la interrelación entre policías y delincuentes, lo cual se desarrolla de forma cotidiana por lo que día a día se comprometen más en sus actos ilícitos.

Por esa razón, la imagen que los ciudadanos tienen de la policía es muy negativa, más bien, no tienen nada de confianza o credibilidad, además sienten en riesgo su seguridad, libertad y garantías individuales, aunado a que manifiestan ser víctimas de todo esto y blanco de la policía. Están sin la defensa de ejercer el derecho a la libertad y además están en alto riesgo por no ser protegidos por las mismas leyes, siendo evidente que incluso la mayoría de los policías no han asumido como aspecto clave su rol profesional y ético.

Lo anterior se deriva del hecho que los gobernantes locales aún ejercen el viejo sistema de controlar y manejar a la policía, al igual que consignar la tarea de seguridad ciudadana a sus amigos, compadres y comprometidos políticos que para nada tienen nociones de esta carrera policiaca.

Tal vez se puede mencionar como ejemplo el cuerpo policiaco de la capital del estado, Pachuca de Soto, encabezado por la alcaldesa Yolanda Tellería, donde la policía en vez de exponer los enfoques generales que configuran el estilo de una policía profesional de protección y servicio a la sociedad, su prioridad es servir a sus jefes para recaudar ilícitamente dinero a través de victimizar a la ciudadanía al atribuirse diversas formas tácticas ilegales para obtener la conocida "mordida" en vez de representar lo que se debería llamar una policía al servicio de la sociedad, con funciones desempeñadas con más propiedad en un proceso justificado por razones de imagen que den eficacia a la policía.

Este aspecto es el punto clave de la concepción de la policía en los 84 municipios hidalguenses; por ello, la ciudadanía exige la necesidad de orientar el servicio policial a las demandas sociales de seguridad, así en tanto, deben acabar con la policía corrupta que está para recaudar "mordidas", entregarlas a sus jefes así como a los presidentes municipales y servir al crimen organizado. En otras palabras, no habrá éxito de la policía municipal si no hay cambios ni exigencia en la profesionalización de todos ellos e incluso para ser eficaz, deben tener una activa e intensa compenetración con la gente, además la profesionalización ayuda a fortalecer la autoestima de ellos mismos, obligando a la autoridad a dar mejores condiciones de vida al policía y a su familia.

No es fácil el trabajo de los policías en cualquier sociedad, más aún en las ciudades que se han vuelto progresivamente inseguras como Pachuca, Mineral de la Reforma, Tulancingo, Ixmiquilpan, Tula, y desde luego, Tizayuca, no solo por las malas estructuras que tienen mucho que ver con la eficacia, también por la capacitación que hace mucha falta, aunado a las dificultades en sí, el desempeño profesional, la crisis de seguridad que vive todo el país y más en los estados aledaños de Hidalgo como el Estado de México, que está afectando a todos los ciudadanos, provocando una serie de trastornos depresivos, mayor crecimiento en la falta de sensibilidad, credibilidad y confianza hacia la autoridad y la policía.

Este alto riesgo que vive hoy el estado, si la autoridad no toma cartas en el asunto, permitirá se permee aún más la crisis de la seguridad, ya que comienzan a brotar mayores problemas como la matanza de Tizayuca.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx