Lo que se espera del informe de Omar Fayad

A dos días del primer informe del gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, los políticos y los ciudadanos suelen expresar sus ideas e incertidumbres que pueden llegar a suceder posteriores a este acto. Para muchos, el informe es igual que muchos otros eventos políticos – sociales.

El gobernador ha culminado en su primer año de administración muchas obras y acciones de su compromiso de campaña; de hecho, el informe es la combinación de discurso, imagen e indicadores que permite mostrar los resultados de la gestión del gobernador del estado.

Por tal motivo, en este acto es que dicha conexión adquiere una dimensión tal que el Ejecutivo del estado de Hidalgo se convierte en un icono, una condensación simbólica de sentido social, un referente clave para él y su grupo donde debe transformar todas sus obras y acciones en el peso de la estetización de su trabajo y en el incremento del poder del Estado donde se visualiza la productividad y directriz que ayudarán a tener este logro.

En este orden, los políticos y la sociedad manifiestan su aceptación por la forma de gobernar, ya que siete de diez hidalguenses aprueban su gestión, no obstante, más allá de los momentos de cambios que está realizando en la administración pública que genera problemas en el ámbito político y exclusivamente en la clase política priistas, en este sentido debe utilizar dicho informe como un escenario para hacer una demostración de su fuerza política, la capacidad de su gobierno y liderazgo frente a los hidalguenses aliados y contrincantes políticos.

Por ello, el evento será de esta forma una proyección ciudadana de un sistema de representaciones, transmitiendo ideas y emociones a tal grado que permita al gobernador desplegar un cierto poder político y ser icono en distintos sentidos, hacer ver a los incómodos priistas que él es la figura clave para que el PRI recupere los 60 municipios perdidos en el estado, así como la esperanza de fundar la nueva generación de políticos suscritos a este partido política, reforzar que él como gobernador es capaz de seguir construyendo el estado deseado por los hidalguenses, dentro del contexto de la reflexión general en torno a la relevancia de su Plan de Desarrollo del estado, donde se comprende la competitividad de la innovación y el mundo digital, dibujar su funcionamiento eficaz durante su administración, definir que su proyecto de gobierno está a escala nacional aunque el país se encuentra en un momento de incertidumbre, preocupación e intranquilidad.

En Hidalgo existe potencial para afrontar este reto y una identidad hidalguense clara para revertir esta situación porque su compromiso como gobernador con la ciudadanía de la entidad que está cumpliendo cabalmente. Hay momentos en que el gobernador representa una esperanza de los gobernados como es el caso de Omar Fayad, tal que se convirtió en una condensación simbólica de sentido social, por ello las preguntas que cabe hacerse aquí son: ¿cómo enfrentará Fayad el próximo año para cumplir su promesa de hacer renunciar a los funcionarios que no trabajan? ¿cuál será la estrategia electoral que debe utilizar para fortalecer a su partido a través de su perfil e imagen que ha permeado en la sociedad?, ¿cuál es el papel que debe manejar en caso de que Osorio Chong sea candidato a la Presidencia de la República Mexicana o en caso contrario, el que no sea designado? ya que de cualquier forma, existirá una repercusión para Hidalgo. ¿Cuál será la reacción del gobernador ante el reacomodo de las piezas políticas a cara de 2018: senadores, diputados federales y estatales? Y la preocupación con respecto al cumplimiento de las inversiones nacionales y extranjeras, el apoyo a la industrialización del campo, reducción de la pobreza, la corrupción, alcanzar la profesionalización de los burócratas, evaluar a menudo los proyecto a corto, mediano y largo plazo e implementar la participación ciudadana.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx