Violencia escolar

Acoso y violencia escolar, son algunas de las muchas formas de agresión intencionadas, repetidas y adoptadas por la naturaleza del ser humano; este es un comportamiento que viene desde la aparición del hombre y se ha mantenido desde hace siglos.

Noticias, reportajes, análisis y comentarios de la violencia escolar cada día alarman más a la sociedad; siendo que este fenómeno no es nuevo, sino el incremento de la violencia y la agresión entre pares. Antes era impensable por que los medios de comunicación se ocupaban en temas más protagónicos como hechos cotidianos que contribuían a la problemática económica, social y política.

Acoso y violencia escolar, son algunas de las muchas formas de agresión intencionadas, repetidas y adoptadas por la naturaleza del ser humano; este es un comportamiento que viene desde la aparición del hombre y se ha mantenido desde hace siglos. Los equilibrios de poder eran  y son las características esenciales que generan la agresión y se ejecutan dentro de una relación desigual del poder.

En los últimos meses se ha publicado una serie de hechos relacionados con el acoso escolar, los cuales han llevado a la autoridad a considerar la relevancia de este fenómeno, que era poco importante como problema social; antes las consecuencias se controlaban entre los actores sin mayor importancia.

Surge la duda del porqué hoy en día se suscitaron razones para que el gobierno retome este tema crónico; su reaparición puede ser motivo político aunque es de mayor importancia para la sociedad, convirtiéndolo en argumento estratégico de los políticos y gobernantes para cubrir algunas iniciativas que no van con los intereses ciudadanos y a la vez, ocuparlos en este tema que tiene gran arraigo en la infraestructura familiar. Pese lo que pese el motivo del acoso escolar, se refiere a intimidar, comprende todas las formas de actitud, agresión, hostigamiento escolar, intencional, eventual o repetido que ocurren sin motivación en la forma en que los chicos agreden a sus pares de manera directa, ya sea física o psicológicamente. Muchas veces el agresor es reflejo de ser víctima, por lo cual toma una posición violenta para prevenir que lo agredan y le hagan más daño.

No existe traducción o interpretación precisa a estos actos o comportamientos que expresan todas las acciones provocadas por el acoso, llámese poner apodos, hacer sufrir, agredir, ofender, discriminar, golpear, humillar, aterrorizar, tirantizar, intimidar y muchos tipos más de violencia con una reiteración  encaminada a conseguir la intimidación de la víctima y abuso de poder, las cuales se aplican de forma directa e indirecta, se agrupan en acciones que buscan bloquear socialmente a la víctima y el aislamiento marginal que consiste en acciones psicológicas que manifiestan depresión, desigualdad, burla, crueldad y exclusión social.

Los expertos en el tema han llegado a la conclusión de que la violencia se transmite desde los medios de comunicación y las redes sociales, lo cuales generan mayor efecto sobre la violencia real, dando una imitación indiscriminada, insensibilizada y una imagen de la realidad en donde se hiperpoliza la incidencia de la violencia.

La violencia y acoso escolar, son un reflejo de nuestra actual estructura social y las condiciones adversas que impiden una buena interacción humana, por ello, el problema no son solo los niños, los padres de familia, los maestros ni la forma de reflexionar al minimizar el  hecho, sino lo que significa un mundo de inseguridad y miedo a lo que puede ocurrir a causa  de este fenómeno que siempre ha sido parte de la vida. Es precisamente el enseñar a establecer los objetivos y ordenarlos según su importancia; por lo mismo, no se debe ignorar la situación que nos lleva a tapar este problema que es realmente grave, sobre todo, la autoridad debe enfocarse y tomar cartas en el asunto de una manera más profunda, no basta con orientar y capacitar a los profesores y padres de familia e implementar cambios solo a nivel preescolar, básico y medio superior, sino analizar el origen del mismo, que para muchos investigadores y científicos en el ámbito de humanidades, ven que el problema está desde que se forma el feto hasta los tres años, época donde se forma el perfil de su carácter.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx