PRI: altos riesgos

El proceso electoral de 2015 está a unos días por iniciar, será ahí donde todos los partidos políticos demostrarán su presencia y su fuerza para que todos sus candidatos puedan cumplir con sus proyectos de ganar la votación de los ciudadanos y obtener el triunfo, así el PRI desplegará campañas políticas en apego a la legalidad, novedosas, cercanas a la gente, pero sobre todo de compromisos que se cumplan para la transformación y el cambio que busca el presidente Enrique Peña Nieto para seguir adelante en su política pública; en caso que no logre la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados se puede repetir el caso del expresidente Fox, un gobierno panista que enfrentó a la voluntad de los opositores.

El Partido Revolucionario Institucional en el estado de Hidalgo, encabezado por el dirigente Ricardo Crespo ha desempeñado un gran trabajo al frente de este instituto político, en unidad, contrayendo más vínculos con toda la fracción al interior del tricolor y con varios sectores sociales que más lo necesitan para construir el triunfo de todos los candidatos priístas en los siete distritos electorales federales.

La nueva realidad electoral priísta no va con la confianza ni con las mañas electorales, ni el cambalache de votos por despensas o negociación de la conciencia humana, ni a la coacción del electorado y sobre todo la ambición del poder y ni confiar con los últimos datos disponibles del voto del hambre que podría pesar y no inducir a votar por el partido como lo esperan. A pesar de toda esta compra y coacción del voto en todas sus modalidades, no van a ser acatadas, al contrario, puede ser proliferado junto con el condicionamiento de programas sociales a cambio de sufragio o la inducción de un candidato o partido.

Por lo anterior, se consideran focos rojos para el proceso electoral del 4 de junio de 2015, aunado a que los programas del gobierno federal están bajo la mira de los ciudadanos, particularmente porque la ciudadanía cuestiona la forma de la manipulación de los programas sociales y vigilan el manejo de los programas federales.

Otras acciones tipificadas es perder el control al no tener en cuenta todos los factores al interior y al entorno del partido desde la importancia de sus delegados y cual sea su rol en la zona que está a su cargo junto con los líderes de las masas para controlar y activar el voto. Vale mencionar que el presidente Ricardo Crespo tomó una distinta decisión al cambiar en este momento a los delegados, motivo que le generó una fuerte crítica y puede tener consecuencias negativas en las próximas elecciones.

Haciendo cuentas y calculando que cada punto que se mencionó puede corromper con sus redes clientelares aunque siendo el PRI, según especialistas y expertos en el tema electoral es el único partido en el estado que goza de mayor aparato electoral y capacidad económica que en este sentido no hay duda alguna que según los indicadores en el estado de Hidalgo, tiene la posibilidad de ganar los siete distritos aunado a la crisis de la oposición y sus divisiones internas; este comentario alegra a todos los priístas, pero también los errores pueden chocar con la verdad de los priístas y puede llevarlos a una situación no necesariamente menos deseada.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx