Obstáculos del gobierno abierto

Ante su gira de trabajo y asistencia a Naciones Unidas en septiembre de 2014, el presidente de los Estados Unidos Mexicanos asumió la presidencia de la alianza por gobiernos abiertos, que tiene como objetivos sostener que los temas de gobierno y administración pública deben ser abiertos a todos los niveles posibles para impulsar una gestión más transparente de los gobiernos y combatir la corrupción, abriendo las fronteras de la llamada democracia para que los ciudadanos participen de manera más activa en las cuestiones públicas, además consolidar el concepto de gobierno abierto mediante una alianza más sólida y amplia entre la sociedad y el gobierno, basada en una verdadera plataforma de cooperación  e intercambio de experiencias que llevan a concluir resultados exitosos.

En este sentido, se considera que el gobierno abierto es el futuro de la llamada democracia y depende del trabajo conjunto así como de los factores económicos, políticos y sociales de los gobiernos cuyas ventajas e inconvenientes son solucionar los problemas de la representación y la participación.

Los expertos coinciden en que los actuales sistemas democráticos como es el caso de la gobernanza, padecen un déficit de transparencia y participación ciudadana, más bien escasos; por el otro lado, genera problemas en la representación que para ser solucionados se necesita que los datos sean abiertos (Open Data) y acciones abiertas (Open Action) aunque debe mejorar el funcionamiento interno de las instituciones aumentando su capacidad y profesionalismo, además en el conocimiento, es donde se necesita la interacción ciudadana para legitimar las decisiones de la política pública a través de las plataformas habilitadas por el gobierno abierto como el caso de crear una sociedad abierta, derechos de acceso a la información, combatir la corrupción política y legislar la libertad de información.

Lo importante del posible incumplimiento en la implementación del gobierno abierto, es la actitud de los ejecutivos ante el sistema llamado democracia y la mala estrategia de combatir la pobreza, la corrupción en el sistema político, la mala formación de los funcionarios, la falta del coproductor de bienes y servicios públicos, el descontrol de los avances y resultados de la acción gubernamental.

Sin duda, el desafío es que deberán superarse para tener un auguro de éxito; el gobierno abierto debe cumplir con el factor de cambio cultural, social y político en el cual se modifique la forma en que la experiencia humana y el conocimiento que se transmitieron de generación en generación, que inventaron las guerras, la forma equivocada de la información pública y la comunicación, que ha contribuido a forzar una mala cultura de la transparencia y la participación ciudadana.

No hay duda que el gobierno abierto puede beneficiar en el aporte y la inteligencia colectiva de ambas partes en la medida en que el Estado y la sociedad advierten que en consecuencia, manifiesten una firme voluntad política y cívica para lograrlos. Si bien, el futuro del gobierno abierto es todavía vago y está en la dirección del desarrollo y en la búsqueda de todo esfuerzo para aumentar o mejorar la calidad de la participación ciudadana.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx