Necesaria renovación del PRD

Todo esto ha llevado al partido a perder presencia, credibilidad, no basta esto sino también las diferentes contradicciones y errores que se viven al interior del PRD por acción o por omisión.

El Partido de la Revolución Democrática en Hidalgo e igualmente a nivel nacional, enfrenta el reto de salvarse de una crisis inmersa en un proceso electoral, aunado a la búsqueda para la renovación del órgano de la dirigencia, donde se requiere construir  y proponer un nuevo proyecto político del partido como acción real de gobierno y como una organización política que tendrá militancia competitiva, capaces y comprometidos con un proyecto de identidad progresista y de izquierda; desde luego, no será un trabajo fácil pues enfrentan un reto enorme ante una crisis severa del partido y una sociedad desencantada con los políticos.

El partido sol azteca lleva años sumido en esta crisis partidaria, mejor dicho desde su creación y recientemente se agudizó con la salida del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, que de por si fue la salida anunciada desde varios meses atrás y para empeorar la situación públicamente su carta en la cual detalla el contexto del partido, proponiendo una serie de acciones para lograr la refundación del PRD.

El ex jefe de gobierno del Distrito Federal y líder fundador Cuauhtemoc Cárdenas, no ha pronunciado algo nuevo sobre la crisis que vive el partido referente a la grave situación de postración y agotamiento.

Todo esto ha llevado al partido a perder presencia, credibilidad, no basta esto sino también las diferentes contradicciones y errores que se viven al interior del PRD por acción o por omisión.

En ese contexto, la responsabilidad es de todos los perredistas; por ello, están buscando la ruta que proponga soluciones tras las renuncias de varios dirigentes y líderes como medida única de la construcción de la unidad en en PRD y pretenden instalar una dirección que ponga en marcha el cambio pragmático e ideológico y la elaboración del nuevo estatuto. En este escenario, el partido no logra nada si no mantiene un enlace con el movimiento social que genera un reto ante la situación crítica nacional de construir un verdadero partido con la renovación de los órganos directivos y la relación entre instancias nacionales, estatales y municipales, replanteando su relación con la militancia en la ciudad.

Resulta necesario dar dirección y cohesión para apoyar el cambio, hay que pensar y poner en marcha su refundación, definir la relación entre el partido y la sociedad, estrategias y espacios; no se puede caer en la falacia que lo mejor para que sobreviva el PRD y no generar una gran desestabilidad es buscar unificar el perfil de la militancia que tengan el mismo principio que le marca la constitución del partido y  no permitir el ingreso a grupos renegados de otros partidos, simplemente por obtener más cantidad no cualidad; no es lo mismo elegir a un candidato ciudadano que de otro sector social económico.

En este escenario, el PRD no debe olvidar a sus bases, su proyecto económico, político y social, su declaración de principios, y la forma de sanear la latente fractura interna en evitar la lucha intestina como la ambición, la corrupción y la falta de principios políticos vinculados a la ideología de izquierdas que está distanciándolos de movimientos sociales importantes.

En ese sentido, el PRD necesita un rescate al interior de las diferentes corrientes y acabar con las tribus, además el asunto no es el método, sino buscar una estrategia para definir el camino o la manera que el partido no sacrifique ni cuadros, ni dirigentes, sino poner orden y recapitalizar a sus afiliados, bajo el techo de los principios de la doctrina de izquierda por lo que fue creado el partido.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx