Inicio de campaña de los candidatos

Todos los candidatos inician su campaña, enfrentando la realidad y la velocidad a la que necesita el mercado electoral, obligándoles a elegir y ajustar sus estrategias electorales para tomar decisiones eficaces y oportunas en cada etapa de su campaña, afrontando el desafío de convencer al electorado.

Así es el inicio de cualquier proceso electoral, además la tarea que deben plantear todos los candidatos es construir razones del voto a partir de reconocer las necesidades y expectativas de los electores y el discernimiento de las circunstancias que presenta la realidad, construyendo una radiografía de la población involucrada en el proceso electoral.

Utilizar las mejores herramientas para conocerle a los electores, traducir las necesidades, evaluar sus resultados, plantear estrategias, coordinar movimientos y dirigir la razón por la que un ciudadano debería emitir el voto a su favor, buscando predominar el interés de los ciudadanos que le beneficia.

En ese sentido, los candidatos creen que será suficiente para lograr el triunfo en una elección y la medida en que pueden ser distinguidos por los electores, los cuales forman una atribución positiva con base a sus propias percepciones y en su contexto.

Aquellos candidatos que intentan medir el éxito o fracaso, exclusivamente con base en el número de votos comete un grave error; en esta estrategia de divulgación sobre estudios de opinión sólo buscan hacer sumas y restas de acuerdo con la lógica del voto, sin analizar de fondo el problema social de los electores proponiendo una clasificación del voto.

Voto duro en electores por un mismo partido; voto útil o voto volátil que en los votantes muestran un patrón a favor de dos o más partidos y una baja probabilidad de elegir siempre el mismo; el voto en contra con el cual el ciudadano sufraga contra un partido en particular; abstencionismo, donde el ciudadano es propenso a ocultar la intención del voto, por lo que es imposible saber por qué situación votó el ciudadano, lo que hizo ganar a un candidato: el perfil del candidato, del partido, la propuesta, la propaganda, la circunstancia social, económica o política y/o cualquier hecho o decisión tomada durante la campaña.

Por ello, las campañas de hoy sólo y únicamente se preocupan por la imagen del candidato y olvidan la plataforma ideológica o el plan de acción y estilo de gobierno.

En Hidalgo, los ciudadanos tienen las mismas preocupaciones y esperan que en la época electoral los candidatos les resuelvan sus problemas y necesidades, independientemente de que sea factible hacerlo desde el cargo al que estén aspirando, debido a la poca comunicación y la falta de cultura política; además es necesario enfatizar que el contexto socioeconómico resulta una influencia innegable en la intención del voto en cualquier elección.

El candidato advierte el aumento de la importancia de la persona, derivado de la falta de liderazgo y el fallo de los partidos políticos.

Por ello, la comunicación política potencia y acentúa cada vez más la parte desempeñada por el individuo, por eso la política aparece como una mera lucha entre personalidades.

Ahora bien, cada campaña tiene activos y pasivos en la mente del elector, tiene sus similitudes y contrastes con el resto de los candidatos que compiten.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx