Hidalgo derrota a AMLO

Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) es una asociación civil creada en noviembre de 2012; su fundador el ex candidato a la Presidencia de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador quien funge como presidente del consejo nacional y Martín Batres Guadarrama como presidente del comité ejecutivo nacional, está en el proceso de integración con mucha posibilidad de convertirse en un partido político nacional. MORENA, movimiento político abierto a todos los mexicanos que reúnan los esfuerzos políticos de un ciudadano encauzado a una lucha social, aunado a que es una organización; convoca y suma esfuerzos a fin de alcanzar el poder político en México y conforme a su lema: “El pueblo salve al pueblo” y como síntesis, expresa el objetivo social y político del movimiento en el cual pretendía estar en condiciones de participación efectiva en la vida política de México.

Al inicio, MORENA con mucho optimismo considera captar a un mínimo de dos millones de personas para lograr su registro como partido político, la aspiración está más modesta de lo esperado, por ello, MORENA, su principal preocupación es la escasa respuesta de la gente para integrarse a su movimiento, los dirigentes de este movimiento ya se dan de triunfadores, si logran el mínimo de los incautos que se necesita. Para obtener el registro de MORENA como partido, pero es seguro que ni siquiera van a lograr otra vez el registro.

Hidalgo ha derrotado la esperanza de Andrés Manuel López Obrador al no lograr reunir a los tres mil simpatizantes de su partido; sólo contó con dos mil doscientas personas y a pesar de la movilización en camión de diversas comunidades del estado; esta derrota no deriva de la intervención del secretario de gobierno Miguel Ángel Osorio Chong como le acusa AMLO ante la Asamblea Estatal en Hidalgo, ya que no se puede engañar más al pueblo hidalguense, un estado que le dio el voto cuando era candidato a la presidencia de la república, creyendo en la lucha contra la pobreza, ahora están hartos de su forma de hacer política, descubrieron que la única cosa por lo que AMLO pretende luchar, es para sus propios interés.

La respuesta masiva de los mexicanos que espera Andrés Manuel López Obrador para la formación de su nuevo partido nunca se va a dar. A lo anterior, se debe recordar la latente amenaza de que en la cámara de diputados del congreso de la unión de tomarse el acuerdo de aumentar el porcentaje mínimo para poder registrar un partido político ante el Instituto Federal Electoral, que de ser 0.26 por ciento del padrón electoral a ser el uno por ciento. Actualmente el padrón electoral tiene inscritos a 84 millones 464 mil 713 ciudadanos. Así, de variar, MORENA debería de tener 844 mil 647 electores necesarios para poder lograr su registro.

Ahora bien, el punto clave para que AMLO vuelva a ser un político respetado en todos los sectores de la sociedad mexicana, es el de dejar su estrategia engañosa, desde luego, ya no puede convencer con discursos falsos tal como lo declaro el domingo 13 del este mes en la plaza Juárez sólo para dar gustos a sus seguidores y cumplir con sus proyectos personales, donde ya ha negociado con la administración del Presidente de la República Enrique Peña Nieto para dividir la fuerza del Partido de la Revolución Democrática y otros pequeños partidos de la izquierda mexicana.

Basta de mentirle al pueblo y que acepte públicamente todo lo que el mundo ve, es decir; dejar a MORENA en otras manos para que pueda crecer y transformarse en un partido político reconocido por los mexicanos y el Instituto Federal Electoral, que sea un instrumento de lucha al servicio del pueblo y no al capricho de un derrotado como lo es Andrés Manuel López Obrador.