Ganarán Omar y Mirna, empate Arturo y Raúl

La campaña electoral en el estado de Hidalgo a pocos días de concluir, ha puesto de manifiesto que más allá de los mítines o debates los candidatos aún no se han levantado, menos han podido acercarse a la gente, siguen con sus discusiones vacías en la batalla por ganar votos lo cual se lleva librando desde el inicio de su campaña salvo algunos de los candidatos que han ofrecido ideas innovadoras fuera del contexto histórico y de la necesidad de los hidalguenses.

Los candidatos, a pesar de que han entrado de lleno en la arena política electoral y que gran parte de ellos ya cuentan con equipos aventajados, la mayoría siguen considerando el mismo canal de siempre para conducir su campaña y la forma para evangelizar a su electorado y llevar a cabo las estrategias antañas de las cuales la ciudadanía ya está harta los candidatos deben olvidarse de la vieja escuela priista en el cual fueron graduados la mayoría es muy raro encontrar alguno que no use esta metodología o convirtiéndola en autentica. Tal vez ellos ya lo saben pero desconocen todavía como sacar rédito a su imagen y difundir su programa electoral o dar paso a un nuevo concepto estratégico de hacer campaña electoral.

Deben tener en cuenta que para ganar una campaña electoral no es suficiente el carisma del candidato o la marca del partido así como la compra de conciencias del electorado, en estos tiempos de polarización, hay que ir mas allá.

Lo que deben hacer es invitar al votante a soñar cómo será su municipio del futuro, donde podrán mejorar la calidad de vida de los ciudadanos haciendo de toda la ciudadanía voceros en la nueva imagen del ayuntamiento, utilizando la nueva era de convergencia haciendo del resultado una producción integrada, tener la información organizada, analizada y aplicada aunado a que sean profesionales de manera que la estrategia de la campaña sea inmersa en claridad y objetividad.

Haciendo sentir que la gente comparte el poder para mejorar la calidad de vida de todos. Deben mantener correctamente la prisa, espontaneidad y las expresiones de mal gusto las cuales quedan reflejadas como imagen desfavorable, no serán oportunistas ni mediocres, y otras muchas malas cualidades que seguramente a estas alturas de la campaña los candidatos no han observado por la necesidad por hacer una campaña exitosa. Lo visto en cara al final esperado de esta campaña electoral es que va a dejar más inquietud y debilidad a todos los partidos y sus candidatos. Ninguno ha despuntado según las encuestas, todos se mantienen como al inicio.

En el caso de los candidatos a gobernador Omar Fayad con todas sus innovaciones e ideas ha logrado posicionarse y continuar en el primer lugar con una ventaja muy considerable de 28% por encima de Francisco Xavier Berganza quien tiene segundo lugar con 11%, y José Guadarrama Márquez con su 8% hace que Fayad lo supere en más de 31puntos.

Mientras que las campañas en la capital del estado Pachuca, según las encuestas arroja que Mirna sigue arriba de Julio Menchaca con 9 puntos, de Tellería con 14 y de Antonio Mota con 17 puntos. Tanto Mirna como Julio han oscilado entre 5 y 2 puntos durante los últimos 15 días mientras que Tellería y Mota no han cambiado la percepción ciudadana en su campaña, mientras en Mineral de la reforma existe un empate técnico entre Arturo Gil Borja y Raúl Camacho, estos son indicadores arrojados en los estudios hechos por el Colegio Libre de Hidalgo (CLH) realizados los días 18, 19 y 20 de este mes.

Vale recordar que los debates no han generado modificaciones en las encuestas solo han provocado molestia entre los ciudadanos por el poco profesionalismo de algunos candidatos como en el caso de Francisco Xavier y Guadarrama, por otro lado el debate de los candidatos por ayuntamiento de Pachuca no mostró polémica que haya afectado a la percepción ciudadana, salvo algunas propuestas fantásticas de Yolanda Tellería por resolver el sistema de vialidades con un Teleférico y de Antonio Mota con su Hospital para perros mientras miles de personas aquí en el municipio carecen de servicio médico y medicinas, pese al mal resultado de los debates estos han funcionado y se ha podido mejorar la forma y el sistema que permite a los ciudadanos seguir participando.