Envejecimiento, repercusiones en la sociedad

Durante los últimos 40 años, la edad promedio aumento a 26% y se espera que el incremento llegará al 37% en los próximos 10 años, en 2050 se calcula que alcanzará el 53%. Una transformación demográfica de ese carácter tendrá profundas repercusio.

El envejecimiento es un fenómeno de transformaciones y cambios que aparecen en el individuo a lo largo de la vida. En efecto, hasta la fecha, pese a su importancia de la acelerada transición demográfica, tendiente a representar repercusiones en la sociedad en ámbitos específicos como la cohesión social, los derechos humanos y las acciones gubernamentales.

Durante los últimos 40 años, la edad promedio aumento a 26% y se espera que el incremento llegará al 37% en los próximos 10 años, en 2050 se calcula que alcanzará el 53%. Una transformación demográfica de ese carácter tendrá profundas repercusiones en la sociedad y en ámbitos específicos de la política pública, como la cohesión.

Es importante señalar que una de las particularidades de la vejez en México y en Hidalgo es que está formada mayoritariamente por mujeres, en 2050  el promedio de vida será de 84 años en mujeres y de 79 años en hombres. México se ubica en el grupo de países con envejecimiento moderado, al igual que Brasil, Perú, Colombia y Venezuela, eso significa que en México el acelerado envejecimiento de la población es una realidad y es el momento indicado para los gobernantes el crear acciones para enfrentar este nuevo panorama demográfico, de otro modo, puede ser un problema social grave, tanto para los ciudadanos, los derechos humanos y los mismos gobernantes, aunado a que genera varios factores negativos en la política pública con la insuficiencia de recursos, el progresivo deterioro de las condiciones de salud, las dificultades económicas, y otros. La mayoría de la población concediera que las personas adultas mayores son uno de los grupos más desprotegidos y sufre discriminación social y familiar.

Aun, las autoridades están en tiempo y forma para establecer nuevos principios, criterios y normas para analizar y plantear una nueva política pública dirigida a las personas adultas mayores, en el cual se debe adoptar diversas acciones como la promoción de una imagen positiva de la vejez, en los medios de comunicación y promover que la publicidad no incluya imágenes discriminatorias de las personas adultas mayores.

Así mismo proteger y evitar el uso de cualquier imagen de violencia o represión en contra de las personas adultas mayores, erradicar estereotipos convencionales que la sociedad y, en algunos casos, los propios adultos mayores han creado, y los cuales asocian a la vejez con pasividad, deterioro, carga o ruptura social. Aunado a esto, optimizar su bienestar físico, social y mental a través de actividades de asociación y participación.

Desafortunadamente, en la mayoría de los casos este grupo se encuentra una barrera de discriminación y desvalorización para incorporarse a la familia, sociedad y al sector formal del mercado de trabajo, por la supuestamente  incapacidad mental y física.

En México tales políticas públicas aún son susceptibles de violación, al no existir los derechos y las libertades de los adultos mayores, hoy día es necesario que a la brevedad se establezcan los medios y los recursos con los que se harán efectivos y que se cumplan al pie de la letra y no sólo queden como programa fantasma para los adultos mayores. La nueva política pública debe ser un argumento de derecho con el propósito de consolidación de una sociedad que reconoce el envejecimiento como un proceso inherente a la vida, protegidos, privilegiados y consientes la dignidad humana que merecen.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx