Desafuero de alcalde aprobado por hidalguenses

El fuero es una jurisdicción que protege al que tiene representación popular elegido por el pueblo, es un mecanismo que desempeña agilizar sus funciones, protegiéndolo de posibles injerencias de otros poderes, o de interesados en impedir que cumpla con su función como tal. El fuero nació como determinación de la protección de los integrantes del poder legislativo de amenaza o de impedir la gestión y cumplir sus funciones.

La palabra fuero derivó del latín fórum que significa recinto sin edificar o plaza pública y se denomina al sitio donde se administra justicia o el tribunal, además tiene el sentido de la competencia a la que legalmente están sometidos por razón de su cargo; el fuero parlamentario se trata de un término con una larga tradición en el léxico jurídico. En México se emplea el fuero común, fuero federal o fuero del domicilio que sería el caso del fuero de guerra, así como el fuero constitucional; éste último ha dado lugar a cuestionamientos y ha generado polémica jurídica. La reforma a los artículos del 108 al 114 de nuestra constitución, publicada el 28 de diciembre de 1982 en el sexenio del Presidente Miguel de la Madrid, intentó suprimir la palabra fuero, desechando el privilegio o protección especial para los funcionarios de mayor rango incluso funcionarios de la Federación. Dicha reforma pretendió hacer desaparecer la noción del fuero constitucional.

Actualmente el fuero constitucional existe porque se parte de que los altos funcionarios de la nación están sometidos a una fuerte presión de la fuerza política adversaria; puede llegar a lesionar la actuación de sus funciones respectivas. En virtud de ello, significa que en términos absolutos no se trata de un privilegio por ocupar el puesto, sino se trata de una medida para proteger la función del cual requiere su cargo como autonomía, independencia a los procedimientos aplicables a servidores públicos, así en este sentido amplio comprende diversas formas específicas a las que se puede asignar válidamente la expresión fuero; el fuero parlamentario emitido por los legisladores en el desempeño de su cargo frente a ciertas acusaciones penales durante el tiempo de su ejercicio y atribuida al mismo Presidente de la República, a las cámaras de diputados federales y estatales, senadores, a los gobernadores, presidentes municipales, procuradores y magistrados de la suprema corte de justicia, para desahogar los procedimientos que se comprenden en el conjunto de las normas por virtud del cual se establece la jurisdicción aplicable para exigir responsabilidades.

Sin lugar a dudas uno de los temas que más ha ocupado la atención de la clase política hidalguense, analistas, expertos, activistas, luchadores de equidad de género, medios de comunicación entre otros, es el asunto del desafuero del alcalde priísta de Tepehuacán de Guerrero, Hilario Mendoza, acusado de golpear a su esposa. Mucho se habla de si todo esto es una cuestión política o jurídica, varias opiniones se inclinan a que las cosas son políticas y se iba a quedar entre los mismos priístas, sin embargo, los resultados se dieron de manera diferente, cuando el Congreso de Hidalgo después de las discusiones en su sesión, los 29 diputados definieron el viernes pasado como jurado de procedencia para desahogar este juicio contra el priísta, quien el 18 de diciembre le causó severas lesiones a su esposa, aprobado por unanimidad el desafuero del alcalde podría purgar una pena de tres a ocho años.

Un dato del estudio de opinión pública sobre el tema, realizado por el Colegio Libre de Hidalgo el cual se observa que cuatro de cada diez ciudadanos hidalguenses han escuchado del proceso de desafuero del alcalde, esto no habla de la gran difusión e importancia que se ha dado a este tema, no obstante todavía hay dos terceras partes de la población que no saben la importancia del desafuero, sin embargo al preguntarles en que sí están de acuerdo o en desacuerdo, el 80% de los encuestados aplaudieron a esta decisión. Aunque los resultados obtenidos fueron en la misma dirección de la opinión general de los hidalguenses.

Aunado a que los expertos han manifestado la importancia de todos los factores que suelen estar en juego, en un futuro se puede repetir el caso por otra causa penal o jurídica o administrativa, por lo que se infiere que los ciudadanos exigen que se aplique el mismo concepto jurídico para castigar a quién no cumpla con su responsabilidad como funcionario o representante social.

colegiolhg@hotmail.com