Crisis interna del PAN

Los conflictos políticos generan enfrentamientos directos entre grupos antagónicos, que pugnan básicamente por motivos de controlar al poder. En esto se diferencia la conflictividad entre los grupos al interior del mismo instituto político o entre grupos adversarios de otro partido, que suele aparecer enmascarada una cuestión de carácter interior del mismo. Tal había sido el caso de todos los partidos políticos.

El conflicto es una respuesta a las medidas tomadas y es una consecuencia directa de una circunstancia de diferencias individuales; el conflicto lo consideran como una experiencia destructiva y le consideran prácticamente inevitable; como la situación al interior del Partido Acción Nacional (PAN), continúa en crisis sobre todo la controversia en torno a la dirigencia estatal encabezada por Asael Hernández Cerón, una de las acciones emprendidas en los últimos días por él. Después de los resultados obtenidos el día 5 de junio que tanto el partido como los militantes desaprobaban a Asael quien queda cada vez más arrinconado dentro del partido.

No es la primera vez que los militantes panistas envían mensajes de reprobación al polémico dirigente panista Asael Hernández, quien fue el que entregó el partido a los adversarios, además fue el principal elemento de llevar al fracaso al frente opositor; la esperanza de la alternancia en el estado de Hidalgo.

Desde que Asael asume la presidencia del partido en el Estado de Hidalgo, está asediado por una compleja crisis al interior del partido, así como en el desmantelamiento de las capacidades del partido y hacer frente a los crecientes conflictos al interior del blanquiazul.

El asunto no para ahí, porque la disputa por el poder del PAN en el estado de Hidalgo forma parte del conflicto que desde el inicio del actual periodo de la presidencia del comité estatal se ha desarrollado entre los grupos tradicionales y los panistas de nuevo ingreso. Por ello debido a que las arcas del PAN prácticamente se encuentran vacías, se determina de tener pocas posibilidades de recuperar la unidad; esto genera la molestia y una turba inconforme de los militantes.

La verdad es que para los panistas es necesario cuestionar el futuro del blanquiazul y la visión que debe tener el liderazgo y la política que son los elementos que da la vida como organización y se necesita un cambio en corto plazo.

A pesar del conflicto interno que se está viviendo no habrá desbandadas de militantes que afectan al partido, tras recordar que las diferencias corrientes en el blanquiazul aún están festejando los resultados de la contienda del 5 de junio del 2016; lo visto es que los conflictos se incrementan día con día por el comportamiento de su dirigente Asael que no ha dado un buen resultado y arrojo más problema entre los grupos panistas; así se empieza a ver el peso de aquellos grupos que ganaron las elecciones, que tendrán el apoyo de los militantes. La otra es que no hay un respeto a la normatividad, y ha sido periódico de que el comité estatal se ha maniobrado para servir a los gobernantes en el estado.

Después de varias semanas de las elecciones la tensión derivada del mal manejo de Asael, en el partido no han podido pactar y poner una pausa a sus conflictos internos o retomar un diálogo para acabar con esta crisis.

Todo lo anterior surgió entre el grupo de Asael y los demás líderes por falta de transparencia que podría ser la pauta para la redefinición de las características del panismo en Hidalgo. A la fecha la estructura de este partido no ha actuado, a pesar de que han manifestado su inconformidad con la presión por la transparencia de los recursos que maneja Asael. Vale recordar en este conflicto hay razones personales que se pueden redimir para que lleguen a dividir el partido.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx