Crespo frente a la derrota

El liderazgo es más que un asunto político electoral y no es burocrático; lo peor que le pasa a un líder, es convertirse en un burócrata o administrador técnico para la realización del poder, con lo que el ejercicio del poder se vuelve rutinario poco receptivo a la innovación.

La relación dialéctica entre el liderazgo y la dirigencia, está bajo el el signo de la paradoja: la dirigencia aspira siempre a obtener liderazgo y trata de alcanzar la potencia de su función directora, regla aplicada para muchos dirigentes de los partidos políticos.

En este fenómeno lo más importante es el vínculo con los seguidores del partido por ende, transferible y se traspasa automáticamente al relevo, aquí se encuentra una coincidencia intransferible la dirigencia menos el liderazgo, porque la regla fundamental en los partidos políticos es: muera el rey, viva el rey.

Por lo anterior y después de la fuerte derrota electoral de los partidos políticos en el estado de Hidalgo, en el que tales dirigencias estatales han fracasado en sacar adelante a su partido por no saber organizar

su puesto en las arcas abandonadas, vacías, plagadas de corrupción, grupos divididos con una élite de caciques fallidos políticamente. Así son los partidos en Hidalgo que se mueven por la libre sin descartar a ninguno de los institutos políticos.

La dirigencia no ha tenido ni voz ni voto y un partido enmarcado de estas facultades de cara al descrédito ciudadano transita sin rumbo ni concierto sin un director de orquesta que armonice.

Todos los dirigentes de los partidos políticos tal vez han puesto su mejor esfuerzo al frente de su institución partidista pero los resultados electorales no fueron favorables. En el caso del PRI, la dirigencia estatal encabezada por Ricardo Crespo Arroyo ha generado respeto y confianza, que sumó algunos sectores y conoce la geopolítica hidalguense y a la misma clase política que tuvo experiencia durante varios años al dirigir el PRI estatal y es que hoy para el PRI aunque ganó el carro completo, su voto duro ha bajado más del 40% de la pasada contienda.

Ha sido el peor resultado ocurrido en varias dirigencias, no hay duda alguna de que Crespo durante su gestión fue institucional y fiel a su estilo que impuso, modas y modos, como todos los dirigentes anteriores no encontró otro camino que resolver todo con dinero y alianzas inconfesables, ahí está presente el mercado descontento por el resultado de las elecciones del 7 de junio pasado, al PAN, lo visto, se ha vuelto imposible por la ausencia de un verdadero trabajo político como líderes no como dirigentes administrativos que sólo esperan apoyar y pagar las facturas políticas para dar el respaldo al PRI.

El hecho es que en localizados distritos electorales y detrás de la membresía partidista se maniobraba en favor de intereses turbios, simulando falsas militancias y simpatías con los negativos propósitos de conservar privilegios y adquirir ilegítimos beneficios.

De hecho igual sucede con el viejo priiismo, con la militancia de toda una vida, los desplazarán por las oligarquías partidistas o engatusados por el grupo de la dirigencia actual, aunado a esto, Crespo ha hecho una serie de promesas que su gente no ha cumplido. El punto está en cuál es el problema que hizo que el PRI perdiera la mitad de sus votos duros, aparte no ha tenido el control de tomar la decisión de formar alianzas, sino que le impusieron desde México el cómo debe activar el proceso electoral en el estado, menos tenía para construir un entramado de unidad en donde la posibilidad no era suficiente para que la clase política tradicional en el estado le apoyara; a pesar de todo, lo que el PRI ha enmarcado sin bajar votos sigue siendo el primero en presencia y fuerza política en el estado, sin embargo es el momento de un cambio desde raíz a cara del 2016 si no se augura peor resultado.

Por ello, Crespo debe transformar su estrategia o cualquier relevo de ser un hombre de equilibrio, institucional que no está batido en el todo de la corrupción que es lo que mueve al hartazgo partidista y que conozca los entramados electorales e incorporar al PRI un aliado que sea claro y creíble.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx