Aeropuerto internacional fuera de Hidalgo

El problema de fondo, en realidad es que como la ciudadanía absuelve o condena, también lo que predomina en el pasado son los desaciertos, ahora buscan motivos para movilizarse, pero en lo que se deciden, ya las redes sociales empezaron a criticar el aeropuerto como si no estuviesen de acuerdo en su ubicación.

El Presidente Enrique  Peña Nieto en su segundo informe anunció el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que sin duda alguna es una obra pública magna, aunado a que es la expresión de la voluntad para transformar a México o más bien el construir un nuevo sistema en el renacimiento de la época del nuevo priísmo en el poder.

El problema de fondo, en realidad es que como la ciudadanía absuelve o condena, también lo que predomina en el pasado son los desaciertos, ahora buscan motivos para movilizarse, pero en lo que se deciden, ya las redes sociales empezaron a criticar el aeropuerto como si no estuviesen de acuerdo en su ubicación y mucho menos en la urgencia de su construcción porque con las actuales terminales se da abasto, muchas de estas opiniones de la red social expresan que con ese nuevo aviso de manera sorpresiva por el presidente de la República, era mejor con esa macro inversión combatir la pobreza, poder hacer hospitales y escuelas, plantear proyectos para revivir al campo y generar más fuentes de trabajo con esos miles de millones anunciados para construir el nuevo aeropuerto, eso solamente suena muy políticamente correcto, aunque una cosa no impide la otra.

El proyecto del nuevo aeropuerto de la ciudad de México deja mucho que decir sobre dificultades sociales y económicas como cualquier gran proyecto y por el otro lado el político en la forma en que se impuso la razón de quienes tienen el poder y se oponen lamentablemente a lo anunciado sorpresivamente por parte del presidente;  aunque este tipo de política pública tuvo el gran fallo en la época del ex presidente Calderón cuando destacó la resistencia de la oposición para contribuir a la participación ciudadana, en el cual tuvo que intervenir para asistir en la grave crisis social y levantamiento de los macheteros y anexos.

Dando a entender que el nuevo cambio de la forma de gobernar la política ahora es distinta, no sólo es mejor y más eficaz, además no exento de problemas e insuficiencias, pero al menos debería generar el debate por lo que se hace y por lo que se atiende evitando los argumentos que pueden hacer ver a la ciudadanía la pérdida de impulso de la participación ciudadana en la decisión de la política pública, la solución no debe ser sólo en la voluntad y el bien deseado de parte de los gobernantes, sino la capacidad como se entenderá la sociedad, la política pública y los instrumentos de gobierno.

Esto debe ser de la circunstancia de cómo convocar a los ciudadanos y hacerles partícipes o por lo menos definir el proyecto con una visión e integración. Todo en un mismo propósito, esfuerzo, beneficios a todos los mexicanos del porvenir.

Las excusas de la administración Federal para tomar estas acciones que han llegado a favorecer precisamente los círculos de decisión de la presentación del proyecto del nuevo aeropuerto es claro entendimiento de que el Estado es espacio común de todos los actores políticos nacionales, cierto es que el consenso no puede darse siempre, ni en forma absoluta y no queda duda de la inmensa capacidad de negociación del poder ejecutivo federal al designar al ex gobernador de Hidalgo, Manuel Ángel Núñez como director general del grupo aeroportuario de la ciudad, quien encabeza el proyecto alterno en Tizayuca y la alianza y la forma de controlar el silencio de los dos grandes personajes hidalguenses en su gabinete, el Secretario de Gobierno Miguel Ángel Osorio Chong y el Procurador General de la República Jesús Murillo Karam y vale recordar a la autoridad federal que el riesgo de estas negociaciones, es que no se consume o se queda en este nivel porque el pueblo Hidalguense siempre ha sido fiel y leal a sus principios, teniendo la esperanza de los compromisos electorales que han  signado los políticos para apoyar el desarrollo socioeconómico del estado, ahora la mayoría está desencantado de la respuesta por consignar al aeropuerto en otra área, sabiendo que su consignación era Tizayuca, sin embargo este golpe dio a que se le brindé más confianza al Sr. Gobernador por tratar de traer este tipo de micro proyectos al estado. Sabiendo que las decisiones fueron lejos de su voluntad.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx