Sara S. Pozos Bravo

La política exterior de la Santa Sede (Dos de tres partes)

La semana pasada nos hemos referido al tema de la subjetividad internacional de la Santa Sede. Hemos visto, también, que su diplomacia bilateral –ese que lleva a través de sus nuncios y delegados pontificios- también puede y de hecho se lleva a cabo mediante la firma de acuerdos o concordatos, toda vez que el derecho internacional le reconoce esa facultad. En estas líneas ahondaremos más sobre el tema de los concordatos. Hasta aquí, los expertos en estos temas jurídicos están de acuerdo con la complejidad del tema pero también con las garantías jurídicas que tiene la Santa Sede.

La Iglesia católica primero, y la Santa Sede después, han utilizado los concordatos como un elemento adicional para alcanzar sus objetivos. Por ejemplo, el 13 de mayo de 2004, tras la firma de dos acuerdos previos, un nuevo Acuerdo entre la Santa Sede y la República de Eslovaquia se firma sobre educación católica. Veamos el Preámbulo de este Acuerdo específico. "[...] y por parte de ambas Altas Partes al artículo 13, párrafo 9, del Acuerdo Base entre la Santa Sede y la República Eslovaca, firmado en el Vaticano el 24 de noviembre de 2000; haciendo referencia a los principios internacionalmente reconocidos sobre la libertad religiosa [...]. Este Acuerdo específico reconoce la escuela confesional católica, su autoridad para nombrar directores y establecer criterios para la denominación de los docentes, así como aprobar los criterios para la admisión de alumnos, etcétera. También se habla de un Centro Pedagógico y Catequético católico mantenido por el Estado. Se introduce en las escuelas "no católicas" la materia "educación religiosa" como materia opcional obligatoria en las escuelas primarias y en las escuelas secundarias. Así, se obtiene prerrogativas a través de Universidades y en general en todo el sistema educativo de la República eslovaca.

Otro ejemplo más son los acuerdos firmados con Croacia. Hay un segundo Acuerdo firmado el 19 de diciembre de 1996 entre la República de Croacia pero específico en materia de colaboración en el campo educativo. En el mismo, la República de Croacia, a la luz del principio de la libertad religiosa, se compromete a garantizar en el marco del plan y del programa escolar y de conformidad con la voluntad de los padres y de los tutores, la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas, elementales, medias y superiores, y en los centros preescolares. Por supuesto, el docente que imparta la clase de religión católica, deberá tener el mandato canónico por parte del obispo diocesano. Y el cargo de su salario será para las finanzas públicas croatas.

Con Baviera se celebra su octavo convenio con la Santa Sede el 19 de enero de 2007. Por él se introduce una nueva regulación del régimen de dotación (financiamiento con cargo al erario público) de las Facultades de Teología en Baviera, debido a la disminución del número de estudiantes en los últimos años en el currículo de estudios de la disciplina de Religión Católica.

www.sarapozos.mx