Sara S. Pozos Bravo

El mapa de la infidelidad

Escuchaba la noticia en la estación de radio. No era una nota política. Entró en la sección “¿qué pasa en las redes sociales?”. Una empresa dedicada a algo relacionado con las citas por Internet y la violación a sus sistemas de seguridad de datos personales, eran la noticia. Se trataba de una red de búsqueda de sexo extramatrimonial. La web Ashley Madison que tenía más de 34 millones de usuarios en el mundo, había sido hackeada y la información más íntima de los usuarios corría peligro de publicarse. Y todo lo oculto por la red se hizo público por los piratas informáticos.

Ahí estaba toda la información, en la “red profunda”, esa cosa rara del ciberespacio que sólo lo más capacitados conocen. Ni la Internet es tan atractiva para el mundo de los piratas informáticos como eso llamado “red profunda”. Entonces, una empresa española especializada en tecnología –que seguro también tiene sus hackers- utilizó los datos de Ashley Madison que fueron pirateados para hacer un mapa que localizara por ciudades a los usuarios, a los más de 34 millones de usuarios de esta red. Los resultados, plasmados en el mapa de la infidelidad, son sorprendentes.

Ashley Madison cuenta con clientes en más de 50 mil ciudades del mundo repartidos en 48 países. De los más de 34 millones de clientes, el 86.2 por ciento son hombres. Y por tal dato, podemos inferir una primera conclusión: la mayoría de las personas que son infieles a sus parejas en el mundo de la Internet, son hombres. La metodología de la empresa española estableció que las ciudades que tenían menos de 10 clientes o 10 usuarios, quedaban fuera del mapa. Una vez seleccionadas las ciudades, la empresa española diseñó una aplicación que eliminara los datos personales de los clientes de Ashley Madison. Los resultados fueron los siguientes: en países como Japón, India, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica, el porcentaje de mujeres que usan la web de citas es mucho mayor que en otros países del mundo. La ciudad de Sau Paulo, en Brasil, es la que tiene más usuarios registrados, con 374,554, seguida de Nueva York, con 268,247, y Sydney, Australia, con 253,860.

El tema de los datos personales en las redes sociales debería de convertirse en una preocupación real de todas las personas. Somos confiados y dejamos en todos los dispositivos electrónicos –celulares, iPad, computadoras, televisores inteligentes- con tanta facilidad todos nuestros datos personales, el mapa fotográfico de nuestra vida, las tarjetas de crédito, que nos autoexponemos. Luego, los piratas informáticos, con una pequeña aplicación, entra a la Internet y ahí encuentra lo que busca.

El riesgo que corren nuestros datos personales nos recuerda que el mundo del ciberespacio y de la digitalización es mucho más complejo que el mundo de lo físico. Pero el trabajo hecho por la empresa española nos recuerda que, con conocimientos estadísticos y analíticos, el dato aislado se puede transformar en un valioso estudio gráfico para la reflexión.

 

www.sarapozos.mx