Sara S. Pozos Bravo

La libertad religiosa en el mundo

Tres diferentes informes confirman que en este tema, en el mundo, hay focos rojos. Por un lado, no hay mejoras en materia de libertad religiosa en muchos países; por otro lado, la discriminación por motivos religiosas y la intolerancia continúan en aumento principalmente en algunos países musulmanes. Paradójicamente, será el islam la religión con mayor crecimiento en los próximos treinta años.

La libertad religiosa se vulnera de forma significativa (vulneración alta o media de acuerdo con Ayuda Iglesia Necesitada) en 82 de los 196 países del mundo, lo que representa un altísimo 42 por ciento. Existen otros factores relacionados con el tema de libertad religiosa en donde, considerando estos factores, otro 35 países (18 por ciento), se han clasificado en la categoría de “preocupantes”. La libertad religiosa en los 80 países restantes (el 41 por ciento) no es preocupante.

Ahora bien, los focos rojos se centran en las siguientes conclusiones de cada uno de los tres informes consultados (Ayuda Iglesia Necesitada, Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo del Departamento de Estado de Estados Unidos, así como El Futuro de la Religión en el Mundo, del Pew Research Center). Una primera conclusión preocupante es que en la mayor parte de los lugares en los que la situación de la libertad religiosa ha sufrido algún cambio, se ha tratado de un empeoramiento. De 196 países analizados, únicamente en 6 ha habido mejoras. El deterioro de la situación se ha registrado en 55 países. Una segunda conclusión preocupante es que la persecución de las minorías religiosas dentro de Estados confesionales están provocando desplazamientos de grandes cantidades de población lo que ha llevado a una crisis internacional de refugiados. La crisis de refugiados se origina, además, por la pobreza, persecuciones políticas y gobiernos autoritarios. Una tercera conclusión preocupante es que los actos de violencia cometidos en nombre de la religión siguen dominando las noticias de los medios de comunicación internacionales. La impresión inevitable es que el terror de inspiración religiosa no sólo está muy extendido, sino que está incrementándose.

Las tendencias en las estimaciones de crecimiento otorgadas por el Pew Research Center confirman que, en Europa, los musulmanes serán hasta el 10 por ciento de la población del continente viejo. Esta situación se profundiza en Gran Bretaña, particularmente en Inglaterra, en donde la conversión de generaciones de migrantes nacidos en ese país al islam se ha convertido en todo un fenómeno social.

El tema de la libertad religiosa en el mundo es fundamental en este tercer milenio. El cómo nos concebimos como seres humanos y, en consecuencia, cómo nos relacionas con los demás, determina hacia dónde caminamos como humanidad. Mucho se puede decir y mucho más se debe de mejorar en cerca de la tercera parte de los países del mundo, pero se puede iniciar por simplemente respetar lo que uno cree. Sin esta premisa, difícilmente podremos avanzar.

 

www.sarapozos.mx