Voces callejeras

El "narco" y su "metástasis" voraz en NL

Lo incómodo de la violencia es su naturaleza cíclica. Y ojo, no me refiero a un ente autónomo, sino al resultado de constantes decisiones que la mantienen respirando hasta que le toca resurgir.

Así funciona el motor del narco que ruge ahora en Nuevo León. Alimentado y crecido por demasiados factores que comenzaron débiles, pero que al reunirse lograron una combinación letal. De un día a otro nos hicieron pensar que esta batalla estaba ganada y se bajó la guardia en demasía.

Pero una cosa es la persona común y otra la estructura de seguridad del estado. Porque (pareciera) que hasta el propio gobierno independiente se creyó su propia fábula; esa que alimentada en estadísticas le contaba al pueblo sobre una baja en la inseguridad; esa que, en realidad, puertas adentro de las instituciones de Gobierno era tan inestable como peligrosa.

El narco es como el cáncer. Aparece en un órgano (municipios) del cuerpo y opera en silencio. Su logística diaria genera señales de alarma, pero depende de un diagnóstico oportuno (Policía, militares)  para frenarlo. Cuando más tardas, más fuerza agarra y comienza la expansión. Y cuando la metástasis se impone, aquel pequeño tumor se vuelve voraz y nos mata.

Y este tumor lo ha dejado crecer un gobierno que ha sido negligente ante una situación donde es inadmisible bajar la guardia. Ahora se volvió intratable y tiene demasiados órganos disfuncionales. Los Beltrán en San Pedro otra vez mandan señales de retomar su plaza. Los Zetas y Noreste fortalecieron lo impensado y los Golfos arrastran desde Reynosa una sangrado que aquí no sabrán cauterizar.

¿Qué hará Rodríguez Calderón? Ni sus asesores lo saben; pero me recuerda a los pacientes que para curarse prefieren rezar y no aplicarse una  quimioterapia dolorosa, pero eficaz. Y cuidado, porque estos narcos no son los del 2009, ellos también han aprendido y saben maquillar una guerra interna para que parezca otra cosa. Una estrategia que pareciera haber adoptado también el Gobierno sin comprender que ellos sí deben arrasar con este cáncer sin importar las apariencias.

Twitter: @santiago4kd