Voces callejeras

Este gobierno es un cabaret

Allá por 1998, Boca Juniors era dirigido por El Bambino Veira y sus apellidos invitaban a soñar. Pero pasaron las semanas y la situación futbolística no mejoró. Semanas después, Diego Latorre (referente boquense) enfrentaría a los periodistas y estamparía una de las frases más famosas del balompié latinoamericano: "Boca es un cabaret".

Con el mundo del futbol de cabeza, la frase del ídolo rompía con todos los códigos del deporte. Estaba haciendo visible una situación interna, un problema de vestidor donde los chismes, las grillas y los enfrentamientos estaban destrozando a uno de los clubes más poderosos del mundo.

Y entonces observo (ahora) a Miguel Treviño y pienso: "Que diga que este Gobierno es un cabaret". Ojalá se animara a contarnos las razones por las que dio el portazo. Porque en términos futbolísticos el vestidor de El Bronco está partido. Qué liderazgo tiene el capitán si carece de capacidad para controlar los tres grupos de poder que amenazan con matarse.

Los allegados a Elizondo filtraron a la prensa el colchagate porque detestan todo lo que representa Rogelio Benavides (impuesto por Rodríguez). Manuel González exuda la genética del lobby político y por eso es demasiado racional para el anillo de seguridad que rodea al gobernador y no pasan días sin reclamos. Roberto Flores mueve sus piezas y le habla al oído al Bronco; sabe que el ego castrense de Antúnez no aguantará (luego del Topo) que un civil (Flores) sea su superior cuando inauguren la nueva fiscalía estatal.

O sea, a poco de haber iniciado su mandato, Jaime Rodríguez insulta en un vestidor que no lo escucha. Y quizás, más allá de cada cuestión puntual; debiese primero observarse a él mismo. Porque como en cualquier chamba; nunca damos nuestro 100% si estamos pensando en otra propuesta laboral.

Por eso pensar y vivir para su futura campaña presidencial está desmadrando todo. Cada pieza que mueve está relacionada con el 2018 y no con el bienestar de Nuevo León. Medina, Kia, MTY VI, nuevo estadio de Tigres (que en dos meses se aprobará), etc...

Y aunque el saliente Treviño no se anime a decirlo; creo que es hora de aceptar que este Gobierno Estatal es un cabaret.

@santiago4kd