Voces callejeras

Vodka para todos

¿Por qué no defenderán a Crimea? ¿Los rusos son un rival demasiado serio? El fondo de la discusión es el mismo de siempre. Petróleo y gas.

El poderoso hace y deshace a su antojo. Es prepotente y se siente intocable. Exuda aires de suficiencia mientras ríe sobre tantas amenazas vacías. La razón es obvia: nadie lo molesta porque las consecuencias serían terribles.

Así se va nuestra política internacional de todos los días ¡Así es! No busquemos más secretos donde nos los hay. Tampoco teorías de conspiración. La geopolítica mundial es blanca o negra. Dinero y recursos naturales. Millones de dólares en gasoductos y rutas marítimas que definen países.

Y por eso… por eso lo de Rusia y Ucrania debiera darnos risa. ¿De qué nos preocupamos? ¿Para qué gastamos tantas horas televisivas explicando lo obvio? Vladimir Putin decidió anexar la península de Crimea y ninguna nación podrá evitarlo. Los rusos entendieron que su posición global estaba en peligro e hicieron la movida que más les convenía.

Qué importan los derechos civiles o las soberanías. Olvídense de eso y de las típicas quejas de Occidente. Otras veces escribí sobre las irrisorias teorías sobre Corea del Norte y la invalidez de la ONU. Pues aquí caminamos sobre lo mismo. Los episodios en Crimea demuestran que ciertas potencias son tan intocables como groseras.

Estados Unidos ha vapuleado el derecho internacional en las fronteras libias y sirias y la historia sigue en pie. Depende quién la cuenta será la alianza que se teja ¿Se acuerdan de Kuwait (1991)? Irak quiso anexarlo y medio mundo se le vino encima. Los gringos (eso nos vendieron) elevaron la bandera de la libertad para ayudar a una “nación ultrajada”.

¡Jaja! Qué divertida es la política. Creen que estamos dentro de una película y que nosotros somos todos tontos. Aquella fue la primera guerra televisada en directo y millones de espectadores aplaudimos cuando los misiles Tomahawk iluminaban los cielos.

Pero ahora, ¿por qué no defenderán a Crimea? ¿Los rusos son un rival demasiado serio? El fondo de la discusión es el mismo de siempre. Petróleo y gas. Los rusos necesitan controlar los enclaves logísticos para el comercio internacional de los combustibles.

Enfrente, la comunidad europea tiembla y emite sanciones de relleno. Obama quiere hacer lo mismo, pero nadie le cree. Su papel de sheriff planetario está más desgastado que su Nobel de la Paz.

Y claro, los rusos lo saben y se relajan. Son los responsables de la mayoría energética que consume Europa y tienen la situación controlada. Pusieron los tanques en la calle y sus aires de omnipotencia seguirán en alza. Hasta pudiesen cerrar la llave y la mitad de París queda a oscuras, ¿se imaginan?

Yo no y por eso asumo la realidad como debe ser. Nunca le haces la guerra a quien te provee de sustento tan básico. Hasta Estados Unidos lo sabe ¿Por qué creen que Venezuela sigue en pie? El odio estadunidense hacia el difunto Chávez y su sucesor es más retórico que verdadero. Los gringos dependen de su petróleo durante cada segundo que respiran.

Entonces… vuelvo a los párrafos iniciales. Tomemos lo que ocurre en Crimea como lo que es. Una demostración muy palpable de la política más realista que demuestra el planeta. La ONU está pintada y su consejo de seguridad anulado por potencias enemistadas. Pero claro, no tengan dudas que Obama llenará la pantalla con denuncias y verborragia hacia los rusos. Mientras, Vladimir Putin se tomará un vodquita y comprobará que su país vuelve a posicionarse como la segunda nación más influyente del mundo. Y ahí amigos, es donde está lo más interesante. ¡Bienvenida, Rusia! Nuestro mundo vuelve a ser dominado por dos.

http://twitter.com/santiago4kd