Voces callejeras

¿Por qué 'Feisbuk' nos obliga a recordar?

La decisión de Facebook de traernos recuerdos al presente se ha convertido en la sesión de psicoanálisis virtual más masoquista del planeta ¡y además gratis! Pero, supongo, que nadie le aviso a Zuckerberg que las personas necesitamos olvidar. No le explicaron que somos una sociedad que amamos el ahora y odiamos rememorar cuestionamientos. Como si nuestra autoestima se construyera sobre promesas cortoplacistas que muchas veces contradecimos.

Porque en esta avalancha de recordatorios veo artículos con cinco años de antigüedad donde discutíamos sobre Libia y las primaveras árabes; muy segura estaba la mayoría sobre el indiscutido papel del 'pueblo revolucionario' en dichas batallas. También de la efervescencia de la izquierda latinoamericana; con Lula, el chavismo y los Kirchner en un continente que parecía no aceptar otra verdad histórica.

Ni hablar de nuestro México y la guerra contra los cárteles. Con millones de personas a favor de una confrontación orientada a una sola y tajante solución. Similar a la panacea pacifista que nos encandiló de Obama; con un Estados Unidos que demostraba que realmente apuntaba hacia el cambio.

Pero nada de esto se materializó; al menos ahora lo entiendo gracias al Facebook. Porque quizás a ustedes les pase como a mí; el tiempo avanza y vamos olvidando; los políticos aprovechan y rehacen el camino sobre sus propios errores y ni siquiera sabemos dónde estábamos parados. Tan cortos somos de memoria que en Latinoamérica disfrutamos volver a votar a funcionarios que echamos por corruptos y ladrones.

Y por eso esta decisión de Mark merece todos los aplausos. Con esto echa por tierra lo efímero de la televisión; que se encarga de establecer la agenda diaria sobre lo que hablaremos. Hoy tocan los "Pánama Papers" y los atentados en Europa; seguro que luego desaparecen de la pantalla y ustedes creerán que ya se resolvió. Como tantos temas que por razones mágicas vamos borrando de nuestra cabeza pero que (en realidad) ahí siguen...

Cada día ocurren terremotos y masacres. Dictadores y hambrunas. Pequeñas guerras y grandes atentados. Pero las interrogantes son ¿Cuándo se volverán noticia y porqué? y ¿Cuánto tardaremos en olvidarlos? Como si fuese un mecanismo de defensa básico para que no nos deprimamos y que ahora queda en jaque con nuestra nueva opción virtual favorita: "Clic aquí para aceptar ver tus recuerdos".

@santiago4kd