Voces callejeras

Gringos vs israelíes (¿es neta?)

No pensé que viviría para presenciar una traición de Estados Unidos a Israel; nunca, desde que se fundó la ONU y luego el Estado judío se había enfrentado en el Consejo de Seguridad.

Para ubicarlos en situación se esperaba que los gringos protegieran (con su derecho a veto) la oleada de votos negativos hacia Israel, pero Obama decidió “obtenerse”. Y así, sorpresivamente, el Consejo de Seguridad con China, Francia, Rusia, Gran Bretaña y España (lo preside esta vez) decidió declarar ilegales a todas las colonias en los territorios ocupados y atención a lo siguiente: la creación de un Estado Palestino.

Fue tal la paliza (14 votos a favor y ninguno en contra) diplomática que hoy, todo el equipo de Netanyahu y demás partidos de la derecha han comenzado una campaña furibunda para satanizar a Obama como nunca antes en los últimos setenta años.

¿Por qué me sorprendió la decisión? Quizás por el frágil momento que vive Medio Oriente con el conflicto sirio; una guerra donde Rusia tejió sus alianzas y los estadunidenses las suyas con Israel siempre como factor determinante. No podemos concebir la política internacional contemporánea sin la simbiosis maquiavélica entre estas dos potencias. Siempre, Israel ha sabido que cuenta con el apoyo gringo y por eso durante décadas abusó de todos los tratados y apabulló a los palestinos en Gaza y demás territorios. Para cada medida condenada por el mundo estaban los americanos para vetarla en el Consejo de Seguridad y proteger a sus aliados económicos y geopolíticos.

¿Qué pasará de ahora en más? Antes que soñar mejor ser pragmáticos y comprender que Israel sigue siendo una potencia nuclear con clara dominación de la región. Para imaginarnos a Palestina como país debieran solucionarse discusiones imposibles sobre Jerusalén y cientos de colonias que los judíos poblaron bajo lemas de guerra y defensa a ultranza.

Pero, al menos, y pensando en emociones navideñas, la posibilidad de observar el rostro descolocado de Netanyahu y sus matones nos dejará un buen sabor de boca como si el mundo fuese a mejorar. Algo que ni con cien cartitas a Santa pasará jamás.

Twitter: @santiago4kd