Voces callejeras

El "Chicharito" del PAN

Sin temor a equivocarme, estos comicios son los más pobres de los últimos 20 años en el noreste mexicano.

Intento entender a los candidatos y luego me dan flojera. Le pongo ganas a sus declaraciones pero después lostiro a león. No sé quién los asesora (o más bien ¡sí lo sé! y me enoja su miopía) en una cuenta regresiva donde se orientan hacia las antípodas de una estrategia para sumar votos.

Al menos ésa sería la lógica para ganar un electorado que prefiere mofarse de ellos y sonsacarle a la posibilidad de una jornada electoral que se vislumbra demasiado próxima. Sin temor a equivocarme, estos comicios son los más pobres (en propuestas) de los últimos 20 años en el noreste mexicano.

Cada candidato repite lugares comunes y profundiza las debilidades del rival. Las virtudes propias las relacionan con su currículum más próximo (ej: Adrián de la Garza y la seguridad) pero carecen de un programa donde indaguen con certeza y realismo sus contribuciones.

Ay, Felipe, ¿cómo hago para ayudarte? Te veo tan desorientado que quisiera, pero… sueltas una campaña comparándote con El Chicharito Hernández. Usas el hashtag y frases para relacionarte con el jugador mexicano del momento (supongo que habrás pedido la autorización correspondiente, porque si no, preparen el vendaval de denuncias por utilización impropia de imagen). ¿Para qué hacerlo? Supongo por la urgencia de mejorar los paupérrimos porcentajes en las encuestas.

Aunque, no es su culpa cuando la coyuntura lo empujó hacia lo inevitable. Nunca debió estar en esta batalla porque la elegida era Margarita; una mujer que cayó por sus incontables defectos y por un sistema albiazul que la canibalizó.

Hay rivales pequeños y rivales ideales; y la alcaldesa regiomontana anulaba muchos de los argumentos que Ivonne ahora esgrime con amplitud. ¿Que Arellanes es menos que Felipe de Jesús? Siempre apoyé esa conclusión bajo argumentos de trayectoria y retórica. Pero estas semanas nos demuestran que la bajeza de la contienda se adecuaba perfectamente al Margarita vs Ivonne.

Y el grosero error de apreciación de los estrategas panistas (culpables de este laberinto sin fin) también lo vislumbro en ciertas actitudes priistas que se encolumnan hacia lo inverosímil. ¿Ejemplos? Elegiré Guadalupe porque es el municipio con mayor cantidad de votantes de Nuevo León. Ahí tenemos a Cienfuegos y Robledo. PRI contra PAN en una resultante que ha dejado al tricolor con una amplia victoria desde antes de comenzar la contienda. Es una verdad que los especialistas aceptamos y por ende, mi afirmación no significaría una simpatía hacia ello. Guadalupe es tan priista, como lo será Escobedo o panistas los sanpetrinos. Pero Cienfuegos ataca y contraataca. Pega bajo y lastima con información escabrosa sobre Robledo. ¿Para qué? No lo termino de entender. Tal vez los vecinos preferirían conocer al candidato auténtico y sus valores. Querrían saber sobre las propuestas e ilusionarse sobre lo que pudiese cambiar para un municipio bastante golpeado. El PRI resta con esta estrategia y revive a sus rivales.

Si abordase al Bronco también le refutaría su ceguera tiburonezca. Huele sangre y clama por una independencia que su genealogía contradice. ¿Cómo creerle a un candidato cuyas estructuras familiares y partidistas siguen tatuadas con los colores priistas? ¿Cree que no lo sabemos? Y como sus rivales antes descritos, también resta votos por tanta prepotencia sobreactuada.

O sea, amigos, sumaremos nombres y las incoherencias de los candidatos no disminuirán. Quizás por eso lostiro a león y me desilusiono con unas elecciones que debiesen existir para mejorar nuestras vidas.

http://twitter.com/santiago4kd