Voces callejeras

¿"El Bronco" clonó al Zorro?

Tornado relincha y detiene el paso; sus herraduras rechinan. El jinete sabe que domina la escena, cientos lo observan y esperan la señal. Alza el sombrero y endereza su espalda con el orgullo de los libertadores de su tierra. Los fotógrafos se agolpan e inmortalizan la escena. Rodríguez siente a Nuevo León bajo sus pies y lo cabalga por primera vez con la suficiencia de los elegidos. Bienvenido el primer gobernador independiente de la historia mexicana, rindamos pleitesía al Bronco.

Bueno, al menos lo intenté en este primer párrafo, ¿se conmovieron? Si no, al menos conmuévanse por la notable capacidad retórica de alguien que exacerba los símbolos como ningún otro político regional. Tanto que quizás el personaje ya se lo comió. ¿A ustedes quién les caía mejor? ¿El Zorro o don Diego de la Vega? (Parece que alguien resucitó a su caballo).

Este fin de semana tomó protesta y enseguida comunicó su primera medida: quitar la silla de Medina porque representaba lo peor de lo peor. ¿WTF? ¿Tan básicos nos lee como electorado? Luego cientos de caballos y una postal regiomontana que nos retrocedió tantas décadas que hasta el visionario Garza Sada debe estar revolcándose en la tumba. La metrópoli de los clústeres, el conocimiento y las finanzas será reemplazada por un logo gubernamental surgido de varios memes virales.

¿Cómo nos verá Rodríguez? Y expreso la duda porque su círculo cercano le muestra dos rostros muy diferentes. Están los que critican y exudan sagacidad. Y también los obsecuentes y siempre atentos a aplaudirle cualquier exceso, cegados ante su mecías como si sus acciones no repercutieran sobre jurisprudencias invaluables.

¿Para qué una cabalgata con aires circenses? ¿Para qué quitar la silla? Supongo que cuando sea mandatario venderá el avión presidencial porque demuestra gastos innecesarios. Sí, ya sé que esa película ya la vieron con otros gobiernos populistas.

Pero ojo, no le digamos así a Jaime porque lastimaremos su autoestima. Y como anunciaba su agenda del domingo: "13hs, Ceremonia de Inauguración del primer gobierno independiente".

¿Comprenderemos el alcance de esa frase? No necesitamos que nos remarquen lo independiente. ¿Acaso creen que es una marca que podrán registrar?

Y que estemos cansados de la corrupción tricolor no implica que nos vendan tanta parafernalia del cambio. Nuevo León está enfrascado en una gresca polarizada entre corrientes empresariales e ideológicas como pocas veces en su historia. El Bronco aprovechó la corriente y la marea lo dejó en las playas de un estado tan promisorio como cabrón.

Por eso prefiero la desconfianza ante tanta propaganda bronquista. Ojalá sea el mejor gobernador del siglo; una ilusión que por ahora echa por tierra con medidas que responden a calmar la sed de sangre de un electorado que puede amar al coliseo romano pero que diez minutos después lo despedazará cuando las promesas más importantes no se cumplan.

Un último ejemplo: ¿Por qué Mateo Bravo (ex Tigres) encabeza la nueva gestión para que el futbol reemplace a todos los programas deportivos del estado? Es decir, miles de chicos becados en cuestiones polideportivas se quedarán en la calle porque el nuevo gobernador habría decidido que el balompié sea quien nuclee toda la gestoría estatal. ¿Y los millones invertidos en infraestructura de calidad mundial? ¿Y los sueños de un Nuevo León como oasis para el deporte mexicano? Ah no, perdón, como aquí respiramos futbol, el góber no lo pensó dos veces, #$"!!!!!

Resumiendo, ¿qué deberíamos hacer como ciudadanos? Fácil, no compremos los símbolos populistas porque somos un estado demasiado próspero y muy evolucionado culturalmente como para encandilarnos con series televisivas de los cincuenta.

@santiago4kd