Género en su tinta

Cotidianidad de la violencia de género

Trágicamente el caso Cuauhtémoc Gutiérrez, la aparente negligencia y omisión de las autoridades, la complicidad de los grupos de poder, la incapacidad de procesarlo ante los vacíos y las interpretaciones legales, la disputa entre los ámbitos de gobierno para no responsabilizarse, la revictimización de las testigos, la irregularidades del proceso para acreditar elementos probatorios, el señalamiento de las organizaciones por la falta de condiciones que aseguren la integridad de las víctimas, así como la generosa exoneración de Cuauhtémoc Gutiérrez disfrazada de suspensión es parte de la cotidianidad de la violencia hacia las mujeres. 

¿Entonces, cuál es la diferencia entre el caso Cuauhtémoc Gutiérrez y su red de prostitución al interior del partido en relación a cualquier otro caso de prostitución, trata de blancas y violencia hacia las mujeres? La diferencia es la visibilización que el equipo de la periodista Carmen Aristegui dio a este hecho, aunado ello, se suma que el caso no sería el mismo si no fuera por la asociación del presunto uso de recursos públicos para actividades ilegales. 

Admitámoslo, desde que se relacionó esta red con un mal uso del presupuesto otorgado a un partido es que este caso tomó relevancia a magnitudes no previstas. Todos los grupos implicados han maniobrado desde entonces para un control cínico de los daños, hasta la fecha no hay contundencia legal en el caso y el principal sospechoso ha sido tímidamente sancionado con una suspensión.

La visibilidad alcanzada por la impecable investigación del entonces equipo de trabajo de Carmen Aristegui vino a mostrar al país la facilidad y la comodidad con la que se opera y administra la violencia hacia las mujeres. Las prácticas, usos y costumbres de la sociedad están diseñadas para normalizar, disimular, sistematizar y reproducir la violencia de género en todas sus expresiones.

En tanto que la sociedad no siga pugnando porque las autoridades profundicen y se comprometan con la erradicación de la violencia hacia las mujeres, no habrá más avances que los que pudimos observar con Cuauhtémoc Gutiérrez. 


samantharuizlopez@hotmail.com