Las tres mentiras del PAN

Cada tres años es lo mismo. El PAN usa todos los medios a su alcance para engañar a los ciudadanos, obtener votos y tratar de mantenerse en el poder.

Usan todo tipo de engaños. Frecuentemente se hacen pasar por muy religiosos para engatusar a la parte de la población que es apegada a la iglesia. Se presentan como los defensores de la familia tradicional, como los defensores de los valores y como auténticos modelos de virtudes.

Sin embargo, llevan una doble vida (recomiendo leer La doble vida de Jesús, la más reciente novela de Enrique Serna, en la que retrata la doble vida de un síndico corrupto). Por una parte se presentan como esposos y padres ejemplares, pero por la otra se dedican a pedir moches y a organizar fiestas en las que dan rienda suelta a sus reprimidos instintos. La puti-fiesta en la que participaron los diputados federales del PAN hace 15 meses es sólo una muestra de la hipocresía en la que se desenvuelven. Por cierto, uno de esos diputados ahora anda pidiendo el voto a los leoneses para ser nuevamente diputado, pero ahora local. ¿Le darán los leoneses el voto para que siga disfrutando de más fiestas pecaminosas con cargo a sus impuestos?

Este sábado se volaron la barda con otra de sus tretas. Se colgaron de Alondra, la niña que fue enviada a Estados Unidos por una gravísima equivocación judicial, causándole a su madre un enorme sufrimiento al ver cómo la privaban de su hija.

Ahora se sabe que le dieron dinero al padre de Alondra para usar a su menor hija en un acto proselitista del PAN. ¿Les parece ético utilizar a una niña que no tiene aún capacidad para decidir sobre una opción política? ¿Mandaron de vacaciones el principio del respeto a la dignidad de la persona humana? Y el principio del interés superior del niño también se lo pasaron por el Puente del Amor. ¿Dónde están los valores que tanto pregonaba Josefina Vázquez Mota?

Su último engaño, mejor dicho, el más reciente, es el famoso Las tres de PAN. Se trata de tres mentiras que dicen lograrán si la gente vota por ellos. Las tres mentiras son: subir los salarios, bajar los impuestos y mejorar la economía familiar. Examinemos una por una.

Primera, aumentar los salarios. ¿Cómo van a aumentar los salarios? No lo explican. ¿Pensarán que con un decreto los patrones automáticamente le subirán el sueldo a los empleados? Además, se les olvida decir que si hubiera aumento generalizado en los salarios, lo único que se provocaría sería inflación y una crisis en espiral. La razón es muy simple: no por aumentar el salario aumenta el número de bienes que se producen en el país. Si hay la misma cantidad de bienes, pero más circulante (dinero) el resultado es aumento de precios. Es la ley de la oferta y la demanda, la más básica de las reglas del mercado.

Pero, por otra parte, si de verdad quisieran los panistas el aumento de los salarios, ¿por qué no empiezan aumentando los salarios a sus propios trabajadores? Juan Carlos Muñoz tiene muchos empleados y a éstos seguramente les agradaría que su patrón les compartiera más de sus ganancias y gastara menos en fiestas.

Y en una visita de López, el candidato panista, a la fábrica de Pepe Abugaber, los trabajadores se quejaron de los sueldos de miseria que les paga. “El buen juez por su casa empieza”, y “hágase la voluntad de dios en los bueyes de mi compadre”, son dos sentencias que bien pueden aplicarse con motivo de esta mentira del PAN.

La segunda dice “bajar los impuestos”. Pero no dicen cuáles. Ni dicen en qué proporción ni cómo se afectaría el gasto del gobierno. Qué partidas afectarían o dónde habría recortes. ¿Y el gasto social en educación, en salud, en combate a la pobreza, en recursos para estimular a las mipymes, todo eso se va a pagar sólo, como por arte de magia? Y la tres es mejorar la economía familiar. Sólo hay dos formas de mejorar la economía familiar: aumento de ingresos o reducción de gastos. La primera está relacionada con la mentira número uno, que es el aumento de los salarios y que ya se comentó arriba. Y la segunda forma, o sea, la reducción de gastos tiene que ver con que se destine menos dinero a los gastos fijos de las familiar: agua, electricidad, teléfono, medicamentos, alimentos, colegiaturas. ¿Cuáles de estos gastos se van a disminuir y cómo? Hasta el momento el único partido que está dando pasos certeros en este sentido es el PRI, a través del gobierno del presidente Peña Nieto. Pero el PAN ¿qué hizo al respecto durante los 12 años que gobernó México?

Es el mismo PAN de siempre: que miente, que monta escenas y que promete en falso. Pero los ciudadanos pueden tener una certeza: si el PAN ganase, Montana y sus compañeras de trabajo, ellas sí que aumentarían sus ingresos y mejorarían su economía familiar. ¿A poco no? ¿Va que va?