Próximo Ayuntamiento

El próximo 10 de octubre iniciará una nueva etapa en la vida de los municipios de Guanajuato. Los 46 ayuntamientos serán renovados y los integrantes que rindan protesta, por primera vez podrán aspirar a la reelección, una institución hasta ahora extraña a nuestro sistema político y que pronto demostrará si cumple con los objetivos esgrimidos por quienes la impulsaron.

En el caso de León, el Partido Acción Nacional volverá a tener mayoría en el Ayuntamiento. Debido a la votación obtenida por cada partido, El PAN tendrá 10 miembros, el PRI, tres regidores, el PVEM, uno y el PES, uno.

Esta nueva confirmación del Ayuntamiento le da al PAN mayoría calificada -dos tercios de los miembros del Cabildo- y la capacidad de tomar por sí mismo cualquier acuerdo: desde la aprobación del acta de una sesión anterior hasta la aprobación de un empréstito o de un reglamento.

Eso, en lo estrictamente numérico. Otra cosa será ver qué tanta disposición muestra el nuevo presidente municipal para consensuar con las tres minorías los acuerdos más importantes o bien, si cede a la tentación de aprobar por la vía del mayoriteo decisiones en las que no haya consenso, por no ser lo mejor para la ciudad o bien por no apegarse a derecho.

Por nuestra parte, como regidores de la primera minoría, estamos conscientes de la desventaja numérica, pero haremos nuestro trabajo convencidos de que León necesita acuerdos en lo fundamental y los disensos necesarios para reflejar la pluralidad social y mantener el contrapeso necesario al partido gobernante.

En otras palabras, el presidente electo y el PAN pueden tener la certeza de que contarán con los regidores del PRI cuando se trate de llevar un auténtico beneficio social a los leoneses.

Pero de la misma forma, también pueden estar seguros de que si se intenta transgredir la ley o tomar un acuerdo en beneficio de unos cuantos y con cargo a la mayoría, no dudaremos en levantar la voz para denunciar lo que no conviene a los leoneses.

Hay quien ha dicho que en el próximo Ayuntamiento el PAN no necesita para nada a los regidores del PRI, del PVEM y del PES.

En sentido estricto ya dijimos que el alcalde con su mayoría podrá tomar cualquier acuerdo. Pero no sería una buena decisión minimizar a los partidos minoritarios y caer en las mismas posturas soberbias que caracterizaron al PAN durante el bloque de 24 años en que gobernaron León.

El presidente Héctor López Santillana no debe olvidar que de cada 10 leoneses inscritos en el padrón electoral, sólo dos votaron por él. Es decir, ocho de cada 10 leoneses no le dieron su respaldo y, por lo mismo, tendrá que ganarlo con buenas decisiones.

A los ciudadanos que no votaron por el PAN, los regidores del PRI les decimos: aquí estamos para escucharlos y para tomar la palabra en la mesa del Cabildo. Podrá el PAN no necesitarnos, pero los leoneses que requieren quien los represente aquí nos tiene. Es nuestro compromiso y lo habremos de cumplir con la decisión y la humildad que amerita el momento que vivimos.