Delegados municipales en el campo

La organización administrativa de los municipios es compleja. Ya sabemos: un Ayuntamiento compuesto por diferentes partidos políticos es el máximo órgano de gobierno. El presidente del Ayuntamiento es, al mismo tiempo, presidente municipal y tiene a su cargo la coordinación de la administración pública centralizada, que son propiamente las direcciones generales además de la Tesorería, la Contraloría, la Secretaría Particular y la Secretaría del Ayuntamiento, y de la administración pública paramunicipal, compuesta por fideicomisos, organismos públicos descentralizados y otras figuras jurídico administrativas.

Pero además de eso, la ley faculta al Ayuntamiento para nombrar delegados en las demarcaciones territoriales definidas por el propio Ayuntamiento y que se llaman, precisamente, delegaciones.

Los delegados son autoridades auxiliares del Ayuntamiento y del presidente municipal en su demarcación. Tienen facultades específicas enumeradas en la ley. En nuestro caso, carecemos de delegaciones urbanas. Solamente tenemos delegaciones rurales y son alrededor de 100.

De conformidad con el artículo 141 de la Ley Orgánica Municipal, los delegados deben nombrarse dentro de los primeros seis meses de la administración, es decir, a más tardar el 10 de abril.

Además, es el presidente municipal el facultado para hacer la propuesta de los delegados y someterla a la aprobación del Ayuntamiento. Tradicionalmente, los presidentes municipales han hecho uso de esta facultad.

Pero la ley también contempla la posibilidad de que el presidente realice consultas públicas, de tal manera que la comunidad elige. Lo cual no elimina el requisito de que el presidente municipal de cualquiera manera tenga que someter la propuesta a consideración del Ayuntamiento. Esto es, el Ayuntamiento tiene que avalar la elección hecha previamente por los ciudadanos.

Es así que en repetidas ocasiones, el presidente municipal Héctor López, se ha comprometido a realizar consultas públicas y no meter las manos en la elección de los delegados.

Sin embargo, no le había planteado a los miembros del Ayuntamiento una metodología o proyecto concreto para materializar ese compromiso.

Ante este panorama, nuestra compañera regidora Norma Patricia López Zúñiga, presentó este lunes, ante el pleno del Ayuntamiento, un posicionamiento en el que exhorta al presidente municipal y al propio cuerpo edilicio a buscar un convenio con el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato para llevar a cabo las elecciones de los delegados.

La propuesta de la regidora priista busca dar certidumbre, objetividad y transparencia a la elección, de tal forma que se garantice que serán los propios ciudadanos de las comunidades quienes decidirán genuinamente quiénes serán los delegados. El presidente municipal afirmó que ya ha entrado en pláticas con el propio organismo y, por lo tanto, es de esperar que pronto habrá una propuesta concreta.

Los tiempos son cortos. Quedan menos de tres meses para que se venza el plazo marcado por la ley y organizar 100 procesos electorales requiere de cuidado y mucho trabajo. Esperemos que verdaderamente las cosas se hagan con puntualidad, para que no andemos al cuarto para las 12 organizando las elecciones de los delegados, pues desafortunadamente el perder tiempo y luego hacer las cosas a la carrera se ha convertido en la característica de esta administración. Esperemos que en esto sí se hagan las cosas bien.