Fuente Ovejuna

#TUTIFRUTI

Con bombo y platillo anunció el gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto la detención de Servando Gómez Martínez alias La Tuta, el supuesto último cabecilla de Los Caballeros Templarios, con la inevitable polémica sobre la forma en que se aduce fue capturado y la crítica en relación a la exagerada celebración por la captura como si con ello estuviere ya resuelto todo el severo problema motivado por el creciente índice de criminalidad, inseguridad y violencia.

 La información inicial establece que fue localizado tras cuatro meses de intenso trabajo de inteligencia en coordinación con las corporaciones de  seguridad federal entre las que se cuentan a La Marina, El Ejército Mexicano, La Secretaría de Gobernación a través del CISEN y de la Comisión Nacional de Seguridad de la que depende la PF, la Policía Investigadora Ministerial, antes “Policía Judicial Federal”, dependiente de la Agencia de Investigación Criminal que forma parte de la Procuraduría General de la República y que todas estas dependencias coadyuvaron para, tras muchos meses de dar seguimiento e investigar a varias personas ligadas a alias La Tuta, finalmente detectarlo en una colonia de la zona suburbana de la Ciudad de Morelia.

El gobierno se anota un tanto por la detención de alias La Tuta, aunque la polémica surge en relación a que estando en Michoacán desde hace varios meses más de 13 mil elementos de diversas corporaciones de seguridad federal trabajando para su localización y captura, fue hasta que dejó el cargo de Comisionado Federal para la Seguridad en la Entidad Alfredo Castillo Cervantes cuando se logró detenerlo, quedando la duda sobre si fue localizado por la labor de investigación exhaustiva o fue detectado fortuitamente ya que por goloso y al estar aburrido encerrado por mucho tiempo, haberse arriesgado a salir a buscar pastelitos para festejar su cumpleaños y fue así cuando y como accidentalmente lo detectaron. 

La controversia informativa también es en cuanto a que si fue detenido dentro de su domicilio, conforme a la foto que publicaron en la que se dice que el capo estaba dormido cuando llegaron por él y solamente “ataviado” con ropa interior, de ahí la imagen difundida en la que se le aprecia con el torso desnudo, lo que contrasta con otra información también manifiesta por supuestos elementos de seguridad oficial y que dicen corroborar algunos vecinos del lugar de la detención, que aseguran que fue capturado mucho más temprano que a las 3 de la mañana, que se dice oficialmente fue el suceso, aunque el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong le halla llamado al Presidente Peña Nieto a las 4 de la madrugada para darle la noticia y ahí la supuesta exclamación de: “ahora qué paso?” atribuida al Presidente que habría pensado lo despertó Osorio para transmitirle alguna otra mala noticia, y que fue detenido al salir de su casa cubierto con una gorra y una bufanda, cuando intentaba escapar tras advertir que había elementos de seguridad rodeando su incierto refugio, tan desprotegido que recuerda cómo fue el sitio en que fue detectado y capturado hace un año el otro capo: Joaquín Archivaldo Guzmán Loera alias El Chapo Guzmán, y otras voces que dicen que fue visto en la calle comprando las golosinas y fue cuando al ser denunciado lo pudieron localizar las fuerzas de seguridad federal para detenerlo, e incluso hay otras voces que dicen fue capturado en la calle estando solo y sin escoltas y luego entonces, fuere llevado a su modesto hábitat temporal para tomar las fotografías que fueron difundidas.

 Lo importante es que ya está capturado, que aparentemente sí es el mismo personaje que andaban buscando y ojalá ya con esto se obtenga toda la información relativa a sus secuaces y especialmente de quienes además de los que ya están presos, son sus cómplices desde el ejercicio del poder público en todos los ámbitos y que todos sean identificados, capturados, procesados y sancionados, pero lo más importante, es que la paz social, la seguridad y la certidumbre lleguen a Michoacán y a esta parte occidental del país. 

Ojalá ahora se actúe en Jalisco y no se permita el crecimiento del Cártel Jalisco Nueva Generación evitando sea quien asuma el control de los asuntos criminales en la zona que deja de dominar el cártel supuestamente desmantelado y se atrape a tantos cómplices de sus delitos que están incrustados en diversas instancias de la sociedad y el gobierno, que también se busque la forma de apaciguar Tamaulipas, Guerrero, Estado de México, Sinaloa, Veracruz, Morelos, Chiapas, Oaxaca, Nuevo León, Durango, Tlaxcala, San Luis Potosí, Nayarit, Zacatecas, Baja California, tan solo por citar a algunos de los estados más conflictivos en materia de seguridad. 

Esperemos que aunque tremendamente cercana a Televisa y por ello tan cuestionada socialmente la nueva Titular de la PGR, Arely Gómez, demuestre que estamos equivocados quienes pensamos no tiene el perfil ideal para el cargo y sea eficiente a fin que el gozo por la salida de ese cargo de El Cansado Jesús  Murillo Karam no se vaya al pozo porque el relevo resulte muy deficiente. 

Los mexicanos estamos hartos de pifias judiciales o contubernios que permiten se sigan excarcelando criminales o provocan estén impunes los demasiados delincuentes que siguen, incluso, abusando del poder y mamando del erario, ya queremos salir de la atonía económica que aqueja al país ante la falta de inversiones, por la desconfianza social de los mexicanos y los extranjeros, y que en verdad funcione el nuevo sistema nacional anticorrupción, por más que lamentablemente está diseñado legalmente para que no pueda investigarse y mucho menos sancionarse al Presidente de la República que seguirá teniendo “patente de corso” por lo que sería adecuado que reflexionando la importancia del asunto, los senadores se animaren a ajustar lo necesario en dicho sistema a fin que sea más completo y que la sociedad mexicana y la opinión pública internacional vuelvan a confiar en las instituciones de este nuestro gran país y vuelva así a detonarse positivamente la economía y se genere el desarrollo integral y la cohesión social que urge tener para así lograr el anhelado bienestar.

 A la sociedad le toca ejercer la libertad de expresar la crítica fundada y exigir el gobierno que merecemos, a los partidos y a los gobiernos les toca escuchar y actuar. Pronto en las urnas hablará el pueblo y los partidos deberán acatar la decisión.

 @salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com