Fuente Ovejuna

#SANDERSyMEXICO 

En las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 8 de noviembre se estará marcando la forma en que el próximo gobierno de Los Estados Unidos de América emprenderá su relación con México dado que estará definiéndose como habrá de influir en las relaciones entre los distintos bloques internacionales así como en cuanto a las condiciones económicas y sociopolíticas de gran parte de los países del orbe y obviamente impactará a nuestra patria en razón de la dependencia en cuanto a nuestro desarrollo frente a la economía y las determinaciones políticas provenientes de nuestros imperativos vecinos.

En el marco de los comicios en el vecino país del norte es claro el choque entre el conservadurismo representado por el polémico empresario e improvisado político Donald Trump quien se convirtió en el adalid del ala más radical de Los Republicanos en su lucha por recuperar la Presidencia para retornar a su país a un esquema gerencial imperialista y en junio próximo será ungido Candidato del Partido Republicano en la Convención Nacional de esa fuerza política, para enfrentar a quien resulte candidato del Partido Demócrata, que representa la posible continuidad de los programas gubernamentales de corte aperturista y animo conciliador hacia el resto de bloques de naciones del orbe que han sido impulsados por el Presidente Barack Obama.

En el bando de Los Demócratas aún está pendiente la definición de su candidato entre Hillary Rodham-Clinton y Bernie Sanders ,por más que aparentemente la ventaja sea para la exSecretaria de Estado pero siendo factible técnicamente un resultado distinto a muy escasos días que se realice la Convención Nacional de dicho partido. 

En cuanto al choque de trenes entre los conservadores y ultraconservadores radicales que han ganado la lucha interna entre Los Republicanos llevando a la candidatura al atrabiliario payaso Donald Trump y Los Demócratas a quienes sus oponentes Republicanos llaman ‘Los  Socialistas’ ,hay quienes ven que la distancia entre la posible abanderada demócrata Rodham-Clinton y el tal Trump se está acortando y empiezan a voltear hacia el señero político ex independiente Senador Bernie Sanders, a quien señalan como una posible mejor opción para derrotar a Trump y sus secuaces ,por aquello de los puntos negativos que tiene la Ex Secretaria de Estado y los menos que de ellos puede tener el Senador por Vermont, quien presume con orgullo ser socialista y haber sabido nadar a contracorriente destacándo primero como Congresista después como Senador independiente en un Poder Legislativo Federal en el que lleva más de dos décadas abanderando las causas más complejas del pueblo Norteamericano que quiere un sistema más progresista y liberal.

Acerca de muchos temas que han sido motivo de amplia polémica es interesante atisbar el pensamiento de Sanders como lo que sobre el debate acerca del matrimonio igualitario dice : “Por supuesto que todos los ciudadanos merecen tener los mismos derechos. Es hora de que la Corte Suprema se ponga al día con la población y legalice el matrimonio gay”; o lo que en relación al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) ha dicho :  “No tiene sentido que el Congreso dé su visto bueno a un acuerdo que permitirá que las multinacionales exploten la mano de obra barata en Malasia, Vietnam y otras naciones que pagan poco a sus trabajadores”

A sus 74 años Sanders es un muy experimentado actor político que conoce la administración y política municipal, estatal y federal y es claramente un firme defensor del salario mínimo o de aumentar las prestaciones sociales, reclamando los recortes presupuestales y las exenciones fiscales que afirma perjudican a los más desprotegidos, pero beneficiando además a los empresarios ligados a los grupos políticos que son o han sido tradicionalmente respaldados por ellos para acceder a sus escaños parlamentarios ha venido argumentado al tiempo que habla fuerte y denuncia los obscenos niveles que afirma ha alcanzado la desigualdad salarial en el país los últimos años, diciendo : “El principal tema en el país es cómo podemos crear una economía que beneficie a todos, esta es una economía fraudulenta que funciona para los ricos y poderosos, pero no para los estadounidenses de a pie?,¿cómo puede ser que el 1 % en lo más alto posea lo mismo que el 90 % de los que están en la escala más baja de la economía?”. Reconocer y combatir el cambio climático o practicar una política internacional no intervencionista, son parte de su sello político de lo que son ejemplo acciones como su activismo enérgico reclamante en los años 70 contra la guerra de Vietnam y haber votado en contra de la intervención en Irak en 2002.

Cuando hace poco más de un año dio a conocer en cuanto a sus aspiraciones presidenciales, la mayoría de los analistas veían a Sanders con escasas posibilidades en la carrera por la candidatura presidencial demócrata, aunque lo consideraban un personaje clave para impulsar a Rodham-Clinton a la adopción de posturas más progresistas, pero ahora no sólo se ha mantenido firme en las aspiraciones y matemáticamente aún en la posibilidad de ganar la candidatura, sino que es además la apuesta del ala más liberal de Los Demócratas.

Sanders es hijo de un inmigrante polaco nacido en Brooklyn, educado en Chicago e instalado, desde los años 60 en Vermont, la llamada tierra natal de la ‘cultura hippy’  y reconoce que nunca  imaginó que Trump podría llegar a ser el candidato republicano a la presidencia de su país y coincidiendo con la gran mayoría de Los Demócratas en que el magnate neoyorquino es un enorme peligro para el mundo está concentrado buscando ganar en California y Nueva Jersey confiando que podría generarse de ultimo momento un vuelco a su favor en esas últimas votaciones antes de la Convención Nacional pues se autopercibe como quien puede enfrentar más sólidamente al empuje de los radicales que impulsan al lenguaraz multimillonario y anhela convencer de eso a los votantes que aún pueden decidir, entre ellos a los llamados ‘Superdelegados’ que en la convención nacional de Junio podrían quizá orientar a elegirlo para vencer con mayor facilidad a Los Republicanos en la elección de noviembre.

Sanders promete un gobierno liberal y solidario, más cercano a México y procurando beneficio para ambas naciones además de preservar y mejorar los programas sociales en apoyo a los migrantes con una oferta política que plantea ayudar a que los mexicanos tengamos mas calidad de vida y seamos cada vez mejores socios y menos despreciados como habitantes del patio trasero, como nos tildan despreciativamente los radicales republicanos que sueñan con un Presidente de corte fascista y dictatorial que aleje a los mexicanos de su edén y por eso respaldan al locuaz payaso Trump. 

 @salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com