Fuente Ovejuna

#PREOCUPADISIMOS

Pronto habrá proceso para suplir a dos Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y al ser cuestionado el Presidente Enrique Peña Nieto sobre su interés de imponer en uno de esos espacios a Raúl Cervantes Andrade, un mediocre abogado y legislador de su Partido el Revolucionario Institucional (PRI) sin mayor merecimiento para ocupar el honrosísimo cargo, que haber sido impulsado por Televisa y ser fiel a los intereses presidenciales, así como inquirido por la posible concertacesión para que Germán Martínez Cázares acceda al otro lugar disponible en ‘El Alto Tribunal’, siendo éste un nada prominente jurista cuyo único mérito es haber servido incondicionalmente a una facción del Partido Acción Nacional (PAN), la cínica respuesta de Peña fue: ¿Andan muy preocupados?.

Debiendo los Ministros de la SCJN ser Juristas de intachable trayectoria y absolutamente respetados por su excepcional formación y muy amplia experiencia en la Judicatura, es insano el manoseo que desde la Presidencia de la República se hace en busca de imponer a personajes de muy bajo perfil para ocupar espacios en el ‘Alto Tribunal’, como fué la inadecuada designación que a finales de su gobierno promovió Felipe Calderón a favor de Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien sirvió a gobiernos emanados del PAN en áreas tributarias y su ultimo cargo fue Administrador General del Servicio de Administración Tributaria (SAT), como también la absurda negociación impulsada por Peña Nieto al concertar con un sector del PAN la designación como Ministro de Eduardo Medina Mora, el polémico ExSecretario de Seguridad Federal y que también fuere titular de la Procuraduría General de la República (PGR) además de Embajador en Londres con los gobiernos que encabezaron Vicente Fox y Felipe Calderón.

Es normal haya preocupación por la forma en que están destrozando la última Institución más o menos confiable que nos queda, ya que al hacer efectiva ese pernicioso convenio quedara hecha añicos, con Ministros de pacotilla e inconfiables, cuyo mérito es la lisonja a los presidentes en turno y carentes de sapiencia jurídica y experiencia en asuntos jurisdiccionales y siendo entendible cunda la preocupación de los mexicanos y de alguna forma muchos estén recolectando firmas para exigir al Presidente Peña y a los que desde las dirigencias de los partidos ordenan a los Senadores como votar, a efecto que eviten seguir ‘dándole en la madre’ a la SCJN y a México, haciendo llegar como Ministros por 15 años a tipos sin el perfil profesional ni la autoridad moral adecuados para ser considerados juristas honestos imparciales y objetivos, de esos sabios del derecho que debería tener la SCJN para darle absoluta confianza a los mexicanos y también a quienes sin serlo deben someterse a las resoluciones del mas importante tribunal de Justicia en México.

Es Burda la campaña en redes sociales del Senador Cervantes tratando de amainarles a sus compañeros Senadores el escepticismo en relación a su buen perfil para ser designado Ministro de la SCJN, a fin que le favorezcan cuando el Presidente Peña Nieto envié las dos ternas para de entre los integrantes de cada una voten los Honorables Senadores del PRI acatando las instrucciones presidenciales que a través del dirigente nacional de ese partido Manlio Beltrones hará llegar al Coordinador Senatorial Priísta Emilio Gamboa Patrón, al igual que confía así lo harán los integrantes de esa Cámara Alta que obedecen al dueño del Partido Verde Jorge Emilio González, igual que piensa harán lo mismo aquellos que tienen arreglo con los priístas y son afines al Partido Nueva Alianza (PANAL) y por supuesto también muchos de los Senadores del PAN alineados por los acuerdos con el PRI.

Salvo que algo inusitado ocurra, los sumisos Senadores ‘votarán por los mejores’, que, ‘según su sesudo honesto y muy responsable análisis’ serán Cervantes Andrade y Martínez Cazares, siendo útil recordar que habiendo sido ya dos ocasiones Diputado Federal por la vía gratuita o plurinominal, el priísta Cervantes es Senador y fue Presidente del Senado por un año, pero aunque desde septiembre de 2013 obtuvo licencia para estar separado del cargo y estar en presunta elegibilidad al momento de la designación para cubrir las vacantes en la SCJN, hay voces de eminentes Juristas que deben tomarse en cuenta al señalar que aun teniendo licencia, Cervantes no ha dejado de ser Senador y aunque no esté en funciones resulta inelegible acorde a lo que mandatan las leyes.

Aunque haya dirigido la Escuela de Derecho de La Universidad La Salle, Martínez Cazares es un abogado ordinario que fue Secretario de la Función Pública con Felipe Calderón y un muy débil Presidente nacional del PAN que debió renunciar por los malos resultados de su partido en la elección federal del 2009.

Por obra y gracia de los aberrantes acuerdos partidaristas, la SCJN se parecerá cada vez mas a la cómica ‘Tremenda Corte’ con sus ‘Tremendos Magistrados’ que proveniente de Cuba es desde hace muchos años todo un clásico de la comedía radiofónica en la que el personaje estelar es el famoso ‘Tres Patines’ y, así las cosas, ‘La Corte’ será una Institución cada vez mas desprestigiada e imposibilitada de cumplir a cabalidad sus obligaciones y atribuciones, dejando en indefensión a la población al no otorgar debidamente el Derecho Constitucional a la Tutela Judicial efectiva impartida con certidumbre por Juristas capaces, honestos, exentos de parcialidad y alejados de filias y fobias al anteponer los supremos intereses de la sociedad por encima de la exigencia de a quienes deban su designación.

Es peligroso el riesgo latente de que el pueblo llegue al hartazgo, decida autoprocurarse sus derechos al margen de la legalidad ante la falta de cohesión de la Suprema Corte y la creciente desconfianza en el Sistema de Procuración e impartición de Justicia en México.

 

 @salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com