Fuente Ovejuna

#MOREIRAelPROFE

En el marco de la serie por el campeonato de la temporada 2015-2016 de la Liga Mexicana del Pacífico de béisbol, podríamos usar el argot del Rey de los deportes para figurar el impacto de la detención realizada el pasado 17 de enero en Madrid por la Policía Nacional de España a Humberto Moreira Valdez, quien fuere Gobernador de Coahuila y también Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de su Partido el Revolucionario Institucional (PRI).

Fue como un lanzamiento llamado curva adentro con cambio de velocidad, que dejó haciendo bizcos y con la carabina al hombro, sin tiempo de mover la majagua para golpear la bola tanto al Presidente Enrique Peña Nieto como a su principales asesores, todos a quienes además los cogió fuera de base sacándoles de circulación al ser puestos out tras estar demasiado adelantados de la primera almohadilla confiados en lograr jugada de bateo y corrido saliendo al mismo tiempo que el tablazo para robarse la segunda base, habiendo fracasado en su intento, dejándolos congelados la mofa de la autoridad policial hispana al gritar ¡misión cumplida! parodiando la expresión de Peña al anunciar la tercera captura de El Chapo Guzmán, grito burlesco de los policías peninsulares que fue como un impecable y certero tiro del receptor a la inicial, de ahí que ni chance tuvieron de evitar la doble matanza, colgándose un cero y presumiéndose inminente derrota.

Tras enfriarles el festejo al estar autoelogiándose cual si la simple corrección de los errores y complicidad que motivó la segunda huida del capo les mereciera una medalla, Peña y sus muchachos ahora no saben qué hacer para contener el daño moral y político causado al gobierno federal mexicano y su partido el PRI por ese profundo guadañazo en la espalda propinado por los policías españoles a petición expresa de autoridades de Los Estados Unidos de América, país donde están incoadas las causas criminales contra el mal afamado ex mandatario coahuilense y otrora poderoso gerente nacional del partido tricolor, a tal grado que el fuerte golpe cayó como balde de agua helada y dejó mudo a Peña y su equipo, reaccionando mal y muy tardíamente solo atinando a decir que el gobierno desconocía la existencia de la indagatoria penal contra Moreira y por si hiciere falta más motivos de ridícula, salir Peña en defensa de Moreira pidiendo a la opinión pública abstenerse de prejuzgar la culpabilidad de su amigo el ex gobernador exigiendo además a las autoridades españolas un juicio justo, pero quizá pronto será extraditado al país que lo acusa de enriquecerse ilegítimamente y haber participado en lavado de dinero y financiamiento al crimen organizado.

El Profesor Humberto Moreira Valdez nació en Saltillo el 25 de julio de 1966 y se debe a La Maestra Elba Esther Gordillo, quien como cacique del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) le otorgó en 1985 su plaza de profesor de Secundaria en Saltillo y entre 1988 y 2002 le impulsa en la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, donde labora como Investigador del Centro de Investigación y Desarrollo Profesional del Magisterio, Jefe de Recursos Humanos y Secretario de la Dirección General de Educación Normal y Actualización del Magisterio, Director de Enlace con Entidades Federativas, Secretario Particular del Subsecretario de Educación Básica, Delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) y del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), y Secretario de Educación del Estado de Coahuila.

Es gracias a La Maestra que El Profe Moreira llega en enero de 2003 a la Presidencia Municipal de Saltillo, y desde ahí logra en junio de 2005 ser candidato del PRI al gobierno de Coahuila y tras ganar la elección se convierte en Gobernador el primero de diciembre de 2005, dejándo inconclusa su gestión por pedir licencia “para hacer campaña y ser electo” Presidente Nacional del PRI e iniciar su labor en marzo de 2011, siendo conminado a renunciar en diciembre del mismo año tras la detención de sus cercanos colaboradores en el vecino país del norte acusados de lavado de dinero, operaciones con recursos obtenidos ilegítimamente y colusión con delincuencia organizada.

 A Moreira se le señala que como Gobernador de Coahuila utilizó documentación falsa para adquisición de multimillonaria deuda pública y se embolsó gran parte de esos recursos que se presume fueron utilizados para financiar a delincuencia organizada, pero fue absuelto en noviembre de 2012 por la Procuraduría General de la Republica (PGR), mas el 30 de junio de 2015 una Corte de Texas lo vinculó a operaciones criminales a través de su prestanombres Rolando González Treviño, quien confesó ser culpable y dijo que entre 2006 y 2009 Moreira y otros diversos funcionarios le transfirieron cientos de millones de dólares a cuentas en Bahamas desde el JP Morgan Chase Bank, detectándose compra de diversos valiosos inmuebles en San Antonio, Brownsville y South Padre Island, todo en Texas.

González Treviño denunció a Héctor Antonio Villareal Hernández, el titular de la Secretaría de Finanzas del gobierno de Moreira en Coahuila a quien se detectó la multimillonaria cuenta 26-2673-031320 en el Butterfield and Son Limited Bank, de Bermudas y fue arrestado en México el 29 de octubre de 2011 calculándose el desfalco al erario en al menos 256 millones de euros.

En tanto, con la cooperación internacional el vecino país del norte está logrando capturar ex funcionarios y empresarios vinculados al crimen organizado, en México sigue siendo ineficaz la acción legal contra la corrupción, ya que a pesar de existir indagatorias en el país vecino en contra de personajes como los ex gobernadores de Tamaulipas Tomas Yarrington y Eugenio Hernández, en nuestra nación ni siquiera hay una averiguación criminal abierta contra ellos, solapándose corrupción e impunidad con permanente desilusión y desconfianza social hacia el gobierno, dado que hay muchos ex gobernadores que siguen sin castigo a pesar de estar denunciados por sus actos ilícitos cometidos abusando de su influencia, como los casos de Rodrigo Medina, de Nuevo León; Francisco Ramírez Acuña y Emilio González Márquez, de Jalisco; Leonel Godoy, de Michoacán; Juan Sabines, de Chiapas; Guillermo Padres, de Sonora; Marcelo Ebrard, exJefe de Gobierno Capitalino; Mario Marín, de Puebla; y los actuales Cesar Horacio Duarte, de Chihuahua; Rafael Moreno Valle, de Puebla; Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz; y otros personajes más que siguen impunes.

 

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com