Fuente Ovejuna

#MERCENARIOSyTERROR

Dolorosa y aberrante la matanza ocurrida el pasado 12 de junio en la discoteca Pulse de Orlando en Florida por Omar Siddique Mateen, de 29 años  y raíces familiares afganas, quien disparando pistola y poderoso rifle automático asesinó a 50 personas e hirió a 53 más, contándose entre las víctimas algunos mexicanos.

Aunque casi de inmediato asumió la autoría del cruento suceso el autollamado Estado Islámico, identificado como ISIS acorde a las siglas en idioma inglés del nombre cómo ese grupúsculo se autodenomina, no hay pruebas que respalden una conexión directa entre dichos criminales y el atentado, pero se afirma que poco antes de perpetrar el sanguinario acto el atacante habría llamado al número de emergencia 911 para realizar una velada advertencia que pasó desapercibida por la policía pero además expresó justificación a los actos terroristas y alabando al DAESH, mote con el que identifican a esos maleantes inescrupulosos los gobiernos de las naciones que han padecido graves daños por los eventos dantescos reivindicados por ellos.

Es posible que con el aberrante crimen estén vinculados perversos grupos de lunáticos radicales adoradores del Ku Klux Klan y fanáticos de la trasnochada “filosofía hitleriana”, que disfrutan generando muertes con el pretexto de la contrariedad religiosa y el odio interracial, ahora además aderezado por el insano repudio a las personas con preferencia sexual diversa y es deleznable que haya expresiones de algarabía por lo ocurrido a cargo de quienes quizá añoran la existencia de hornos crematorios para exterminar a todas las personas que abominan por estar marcadas como de raza inferior o con preferencias sexuales diversas.

La violencia salvaje matizará la campaña rumbo a la elección presidencial en los Estados Unidos de América a efectuarse el próximo 8 de noviembre acendrando la pugna entre los demócratas, que ofrecen más apertura a la interrelación armónica de grupos étnicos y razas además de la cooperación con otras naciones, y sus antagonistas los republicanos, ahora liderados por ultra radicales de extrema derecha que buscan recuperar el poder total y hacer imperar la fuerza bruta de un Estado dominante a ultranza en manos de un Presidente “duro” que limpie a su país de la lacra que para esos fanáticos de Hitler somos quienes no pertenecemos a la raza pura que quisieran fuere la única pobladora del orbe además de imponer a sangre y fuego su imperio.

La abanderada de los demócratas será Hillary Rodham-Clinton y el candidato de los republicanos Donald Trump, cuyo discurso rabioso y racista ha convencido a cientos de miles de ciudadanos del vecino país en cuanto a la necesidad de recuperar la supremacía sobre las naciones del orbe dominándolos para crecer económicamente, explotando su mano de obra barata a la vez de evitar más inmigrantes y expulsar de su país a los millones de paisanos que viven allende el Río Bravo, además de bloquear el flujo de remesas que desde allá envían mensualmente a nuestro México.

En tanto, Hillary Clinton reaccionó de inmediato suspendiendo un mitin que tenía previsto con la participación de Barack Obama y evitó entrar en la pelea, el idiota y atrabiliario Trump festinó de tal manera el sangriento crimen en Pulse celebrando que a su cuestionable juicio, ésta convalidare sus diatribas contra los musulmanes y por su desmedido júbilo pareciera haber participado en prohijar el ataque al centro de diversión muy frecuentado por personas de preferencia sexual diversa y con ello capitalizar electoreramente la barbarie, lo que lo muestra cómo cínico e insensato mercenario infestado de insana ambición extrema por amasar poder político y ampliar su riqueza material.

La amenaza terrorista y la regulación de las armas de fuego serán temas torales de debate electoral y en tanto Rodham-Clinton insistirá en que Trump está desequilibrado mentalmente y carece de toda capacidad para gobernar y manejar conflictos y situaciones delicadas, su adversario Trump usará la tragedia para pregonar que él tenía razón cuando alertaba al país del peligro del terrorismo yihadista, culpando a los demócratas de propiciarlo al actuar timoratamente, jactándose de ser solo él quien pueda con actos firmes proteger a su país y a conciudadanos.

Hillary Clinton y los demócratas exigirán acción inteligente para amainar los peligros criminales y el terrorismo, proscribiendo la facilidad  de cualquier persona para adquirir las armas de fuego en tanto Trump y los republicanos insistirán en la necesidad de enderezar una cruenta y costosa guerra frontal contra el terrorismo y lanzar una ofensiva brutal al islamismo, cerrando fronteras de su país a quienes en forma arbitraria les consideren peligrosos por su origen, apariencia o perceptible fidelidad a las enseñanzas que dicen contiene El Corán y restringir el acceso a  inmigrantes de países que como el nuestro tienen millones de pobres, por considerarlos un lastre y por su frágil situación económica ser proclives a colaborar con terroristas.

Exigirán además canalizar mayor presupuesto público para incrementar actividades militares y policiacas, así como facilitar aún más a los ciudadanos el adquirir pistolas y rifles para su autodefensa.

Los estrategas y “vendedores de imagen” que contrató Trump están logrando lo, hasta hace algunos meses, inimaginable, manipulando de tal forma para que la insensibilidad social impere y los intolerantes logren hacerlo Presidente, pues como decía el extinto Facundo Cabral: “Hay que tener miedo de los idiotas porque son muchos y son tan poderosos que hasta eligen Presidentes”.

Para ayudar a salvar a México y al mundo del enorme peligro que representa Trump, habrá que orientar a nuestros familiares, y amigos que viviendo en Estados Unidos tienen derecho a voto haciéndolos reflexionar la insensatez de elegir un Presidente locuaz y mesiánico que causará desgracia y enormes conflictos.

Pero además debemos presionar tanto al Presidente Enrique Peña Nieto como al Congreso de la Unión a fin que hagan de inmediato lo necesario para recuperar el liderazgo regional provocando unidad para enfrentar peligros y crecer como una gran hermandad socioeconómica de naciones  latinoamericanas trabajando con mayor intensidad para tornar nuestra economía menos dependiente de las importaciones y reducir la dependencia para con el vecino país del norte.

 @salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com