Fuente Ovejuna

#EstigmayPrestanombres

Estigma de corrupción mancha al Presidente Enrique Peña Nieto, afectado por operaciones inmobiliarias a las que se le vincula tanto a él y su esposa Angélica Rivera Hurtado de Peña, como al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, con el consorcio empresarial Grupo HIGA, señalándoseles tráfico de influencia, abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público y enriquecimiento ilegítimo, y ahora su gobierno recibe de rebote una nueva andanada de rechazo por la posible corrupción e impunidad atribuida a José Murat Casab, ex gobernador de Oaxaca, quien fungió como coordinador ejecutivo del Consejo Rector del famoso “Pacto por México” y a su hijo Alejandro Murat Hinojosa, director general del Instituto Nacional del Fondo de Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

El diario The New York Times afirma que a través de “presta nombres” y de empresas “virtuales”, el experimentado político priista es propietario de varios inmuebles en torres departamentales bastante bien ubicadas y muy valiosas en el corazón de Manhattan de la ciudad de Nueva York y al pretender desmentirlo, Murat se ha provocado más descrédito, al negar que posee dichas propiedades de lujo en “La Gran Manzana”, pero aceptar que sí es cierto que posee otros inmuebles “más modestos” en el estado de Utah, y donde sea que estén esos condominios, lo más seguro es que su valor no es congruente en relación a sus ingresos y no constan registrados en declaraciones patrimoniales, resultando irritante la comparación entre la fácil adquisición y acrecentamiento de la riqueza de funcionarios o ex funcionarios mexicanos en tanto la economía popular y de las micro, pequeñas y medianas empresas está bastante golpeada.

Pero para administrar los bienes inmuebles de Murat y su familia en los Estados Unidos de Norteamérica, la joven hija del exgobernador oaxaqueño, de nombre Lorena Murat Hinojosa, tiene a su nombre en Florida la empresa Edlo LCC con registro L14000006743, a través de la cual se crearon otras compañías, todo esto domiciliado en la Suite 1400 del edificio situado en el número 1441 de la céntrica avenida Brickell en Miami, pero es realmente una firma de servicios legales la que ahí está instalada y le asesora en materia de inversiones inmobiliarias. 

Lorena Murat es graduada en Mercadotecnia por la Universidad Iberoamericana con estudios en diseño de modas en 2012 en la institución denominada Parsons The New School for The Design, además de haber tomado diversos cursos sobre publicidad enfocada al diseño y comercialización de alta moda en la Universidad de Nueva York y resulta evidente que no ha desarrollado una actividad empresarial con recursos propios como para ser propietaria de una compañía que a la vez ha adquirido varios lujosos y valiosos inmuebles en los Estados Unidos de Norteamérica, presumiéndose, luego entonces, que las operaciones que ha realizado son con recursos de terceros, que bien podrían ser de su familia, de la que tampoco hay registros que expliquen una riqueza obtenida en circunstancias tales de tiempo y forma que expliquen adecuadamente su lícito origen, pudiendo especularse ilegitimidad y posible ilicitud, pero al menos, no resultan ni claros ni mucho menos entendibles para la sociedad mexicana, harta ya de conocer ejemplos profusos de acrecentamiento inmoral de quienes con el salario devengado como servidores públicos no podrían ahorrar lo suficiente para adquirir ese tipo de lujos, a menos que resultare de operaciones ligadas a actos de corrupción.

El flamante secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade Martínez, podría verificar las operaciones, pues José Murat Casab fue el funcionario responsable del Pacto por México y su hijo Alejandro Murat Hinojosa es responsable de importante flujo de recursos públicos al ser titular del INFONAVIT y el Servicio de Administración Tributaria  (SAT) de la SHCP podría auditar tanto al ex gobernador Murat como a sus hijos, y en el caso de Alejandro, aún son verificables y se pueden determinar en cuanto a su legalidad sus declaraciones patrimoniales, recordemos que al joven se le menciona insistentemente como posible candidato del PRI al Gobierno de Oaxaca.

Ahora que surge el tema de la riqueza de “Los Murat” vale recordar el escándalo que surgió en 2010 al descubrirse que los hermanos del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, ex gobernador de Hidalgo, de nombres Luis y Eduardo, habrían sacado del país cerca de 100 millones de pesos a través de transferencias entre sucursales en la Ciudad de México, Pachuca y Panamá del Banco HSBC, resultando que ambos desempeñaban empleos cuyos salarios no eran adecuados como para amasar semejante fortuna a esos ingresos, pero que pese a denuncias en su contra, quedaron impunes.

Y recientemente el Presidente Peña Nieto designó como directora del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) a la exalcaldesa de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, y ex diputada federal mexiquense, Alejandra del Moral Vela, a quien el “Frente Mexiquense para una Vivienda Digna” acusa de fraude por 115 millones de pesos mediante la simulación de operación de compra-venta de 1,149 casas con la empresa “Promoción y Desarrollos URBI” en 2009, pero también siguen impunes de los señalamientos de graves casos de corrupción e incluso homicidios, personajes como Emilio González Márquez, Francisco Ramírez Acuña, Juan Sabines Guerrero, Leonel Godoy Rangel, Ángel Heladio Aguirre Rivero, Jorge Emilio González Martínez, Lázaro Mazón Alonso, Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba, Humberto Moreira Valdés y Arturo Montiel Rojas, entre otros muchos famosos militantes de diversos partidos, como el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido Verde (PV) ,Partido Movimiento Ciudadano (PMC) y Partido Revolucionario Institucional (PRI), y así, continúa en aumento el rechazo social a la llamada “clase política”, de la que también es integrante la aún cacique magisterial Elba Esther Gordillo Morales, que desde que fue detenida hace ya muchos meses ha permanecido cómodamente “recluida” en un cuarto de hospital y parece estar a punto de obtener el privilegio de seguir “pagando su condena” teniendo su lujosa casa como supuesta cárcel, y  “La Maestra” sigue manipulando al Partido Nueva Alianza (PANAL).

Con tanta corrupción e impunidad, además de la inseguridad y el deterioro de la economía, resulta dificilísimo aplaudirle al Presidente Peña Nieto.

 @salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com