Fuente Ovejuna

#CULPASyMEDALLAS

Las elecciones en 13 entidades federativas y la Ciudad de México efectuadas el pasado domingo 5 de junio mostraron que la mayoría de los votantes castigó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a su mandamás el presidente Enrique Peña Nieto: existió repulsa de muchos priistas a la recurrente anti democrática designación de candidatos, siendo patente el hartazgo por la enorme corrupción e impunidad, la incesante criminalidad y creciente inseguridad, además de reclamo a los fallidos resultados en materia económica y el fracaso de las autoridades federales en brindar mayor bienestar y mejor calidad de vida a la población, siendo tangible el repudio a muchos gobernadores priistas.

De 12 gubernaturas a elegirse, el PRI solo pudo retener con amplitud Sinaloa e Hidalgo pero perdió Veracruz, Tamaulipas, Quintana Roo, Aguascalientes y Durango, entidades con actual gobernador emanado del PRI, volviendo a perder Puebla y ganando Zacatecas, Tlaxcala y  Oaxaca por escaso margen frente al Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La maquinaria del PRI ha declinado al perder cohesión sus organizaciones campesinas y centrales obreras, desmadejándose el Sector Popular que ya no aglutina a la clase media pues los gremios de profesionistas, comerciantes, transportistas y burócratas se alejaron hace bastante tiempo por falta de líderes fuertes y en general ese partido perdió capacidad para atraer nuevos electores, resultando poco útiles las alianzas con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) o el Partido Nueva Alianza (PANAL) que no aportan ya los 5 a 6 puntos de votación que antes le proveían.

El fracaso del PRI que además de al descrédito que tienen Peña Nieto y varios gobernadores se lo achacan al actual dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones Rivera, alegró al secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y el titular de Hacienda Luis Videgaray Caso, pues son sus rivales y lo ven ya eliminado de la carera presidencial para 2018.

Beltrones es culpable por no advertir oportunamente la magnitud de la crítica situación imperante en el otrora fortísimo ‘partidazo’ y no haberse atrevido a alzar la voz para hacerle ver a su Jefe Peña Nieto los problemas ocasionados por las decisiones erróneas al designarse arbitraria y anti democráticamente a muchos de los candidatos que además de su escaso atractivo para los respectivos votantes, fracasaron por su impericia, arrogancia y prepotencia al prohijar enfrentamiento con otros personajes de amplia influencia entre los priistas provocando falta de cohesión e inadecuada motivación para el trabajo conjunto de campaña entre los distintos sectores y grupos de militantes del PRI en sus respectivos territorios y debió establecer un adecuado esquema de evaluación de la prospectiva electoral en cada demarcación diagnosticado oportunamente las inminentes derrotas y además de advertírselo inmediatamente al presidente Peña urgir a los candidatos las acciones correctivas necesarias para pugnar por corregir el desafortunado rumbo hacia el fracaso así como informar y exigir a su patrón sexenal la aplicación de medidas para ponerse al lado del pueblo y además de unírsele en denunciar y exigir sanción a la corrupción, impunidad y desatinos engendrados por los gobernantes en funciones, tanto los de su propio partido como los de diversa filiación partidista y con ello haber buscado amortiguar la carga al PRI por la complicidad en cuanto a las actividades insensatas de autoridades abusivas que el pueblo finalmente repudio con su voto en contra del PRI.

Sin demérito de apreciar en su justa medida lo realizado por el PAN, MORENA y en forma marginal por el PRD para coptar más votos a su favor, además de valorar objetivamente la responsabilidad del rechazo contra el PRI acreditable a Peña Nieto y Beltrones, los priistas deberían darse a la tarea de analizar a fondo la perversa tarea de zapa de no pocos ‘personajes fuertes’, que traicionando a su partido maniobraron para buscar generar que al perder el PRI 4 o 5 gubernaturas se eliminare a Manlio Beltrones de la lucha por la candidatura presidencial, siendo indispensable que exijan se deslinde responsabilidad y se determine la sanción penal y política que deba dictarse contra varios gobernadores priistas por su pésima labor, pues algunos de ellos como Javier Duarte de Ochoa en Veracruz y César Duarte de Chihuahua, están señalados de cometer actos de corrupción y por el manejo de las finanzas públicas estatales, más en el caso del mandatario veracruzano se le acusa de vinculación con crímenes como desaparición forzada y asesinatos, revisándose con cuidado también la cuestionable tarea de los actuales mandatarios priistas en Durango, Quintana Roo, Aguascalientes y Tamaulipas, investigándose la traición que pudo haberse prohijado por ellos contra abanderados del tricolor en dichos estados.

Tras el proceso electoral reciente se fortalece el PAN y su dirigente Ricardo Anaya se encarama en la contienda interna de ese partido por la candidatura presidencial junto a Margarita Zavala y al muy polémico Rafael Moreno Valle, en tanto el PRD sigue desdibujándose al ganar solo cuando compite en alianza con el PAN, mientras avanza con firmeza en algunas entidades el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y su líder Andrés Manuel López Obrador se mantiene como el aspirante presidencial más conocido y con mayor expresión de respaldo popular en varias encuestas, siendo a quien temen tanto PRI como PAN y por ende su enemigo común a vencer, percibiéndose podrían incluso fraguar una alianza convenenciera y el beneficiario poder ser Jose Antonio Meade Kuribreña quien presume ser apartidista y ha sido importante secretario de Estado en la administración presidencial del panista Felipe Calderón como lo es en la actual que encabeza el priista Peña Nieto.

Persiste la posibilidad de que la sociedad respalde y vote por candidatos sin partido como cuando ocurrió en Ciudad Juárez, se combina el buen perfil de un aspirante apartidista y el rechazo a las autoridades y a malos candidatos emanados de los institutos políticos.

 @salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com