Fuente Ovejuna

#CARMENyBRONCO

Hubo desorganización y desparpajo del personal del Instituto Nacional Electoral (INE) en varios lugares del país, un ejemplo fue el enredo provocado al sancionarse la elección como Diputado Federal por Mayoría Relativa para integrar la próxima LXIII Legislatura del Congreso de la Unión en la Cuarta Comisión Distrital de Jalisco, la que inicialmente emitió acta que definía como ganador al Candidato del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) Carlos Lomelí Villalobos y se tuvo que retractar para emitir constancia que determinó el triunfo de la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Valeria Guzmán Flores, avalando el resultado que le favoreció por muy escaso margen, provocando que el Presidente y el Secretario de Elecciones del Comité Directivo Estatal del PRI en Jalisco Hugo Contreras Zepeda y Héctor Pizano Ramos, respectivamente, conminaren a los dirigentes del PMC a no impugnar lo dictado por la Autoridad Distrital del INE, aduciendo que ofenderían al electorado y exigiéndoles emular lo que, según ellos, fue una conducta ética del PRI al no impugnar el resultado de la elección por la Alcaldía de Guadalajara, concediendo el triunfo del Candidato del PMC Enrique Alfaro Ramírez sobre el priista Ricardo Villanueva Lomelí.

Lo cierto es que el PRI sí impugnó la elección por la Presidencia de Guadalajara a través de un recurso incoado bajo el expediente PRI/JL/JAL/324/PEF/368/2015, en el que aduce que los candidatos del PMC realizaron indebidas contrataciones en radio y televisión, acusando a las concesionarias de realizar una aportación indebida al otorgar un 40 por ciento más de tiempo en relación al contratado y además haber vendido más cantidad del monto permitido, lo que de comprobarse podría quizá provocar anulación de elección además de fuertes sanciones a más empresas de telecomunicaciones incriminadas.

Así las cosas, resulta absurdo el comentario que en su momento hiciera la dirigencia estatal del PRI en Jalisco, tanto porque en realidad sí impugnaron la elección a la Alcaldía de Guadalajara, como porque el hacer uso de los medios legales de impugnación es un derecho de todos los candidatos y los partidos políticos para pedir se revise lo relativo a los comicios, razón por la que el PRI está impugnando la elección para Gobernador en los Estados de Querétaro, Michoacán y Baja California Sur, así como las correspondientes a la elección de las Alcaldías de San Pedro Tlaquepaque en Jalisco, Monterrey en Nuevo León, Cuernavaca en Morelos y Morelia en Michoacán, solo por citar algunas; por su parte, el Partido Acción Nacional (PAN) ha impugnado la elección para elegir Gobernador de Colima y de San Luis Potosí entre otras; tan así como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) impugna los resultados de la elección por la gubernatura de Guerrero y la Alcaldía de Los Cabos en Baja California Sur; de la misma forma que MORENA está impugnando la elección para Delegado en Iztapalapa y la relativa a la Gubernatura de Campeche, en tanto que el Partido del Trabajo está impugnando varios resultados distritales, pues busca revertir la determinación de haberle retirado su registro como Partido Político Nacional; señalado esto en forma solo como ejemplo, dado que son cientos los juicios que prácticamente todos los partidos políticos, obviamente incluido el PRI, están litigando ante autoridades jurisdiccionales en materia electoral, ya que es el derecho que las leyes vigentes otorgan, de ahí que es absurda la exhortación realizada por los directivos priistas de Jalisco hacia la dirigencia del PMC en relación a evitar impugnaciones con el argumento injustificado y hasta torpe de que al impugnar ofenden a los votantes, que más ofendidos estarán si por quienes emitieron su voluntad al sufragar fueren negligentes y dejaren de realizar todo lo que resulte adecuado para defender los votos válidamente obtenidos y buscar repeler arbitrariedades y cochupos si es que están en aptitud de comprobarlos, en espera que los tribunales electorales impartan justicia. Y no obstante que aún deben terminar de resolverse las impugnaciones en curso, es claro el escenario político tras los comicios del 6 de junio pasado y pese a la desconfianza social hacia el gobierno federal que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto, sus operadores político-electorales le dieron buenas cuentas, pues aunque con algunos diputados federales menos que en esta legislatura, la alianza con el Partido Verde y con el Partido Nueva Alianza le darán al PRI la seguridad de preservar la mayoría ordinaria de votos para sacar adelante acuerdos, decretos y reformas en La Cámara de Diputados de la próxima LVIII Legislatura del Congreso de la Unión, retiene las gubernaturas de Campeche, San Luis Potosí y Colima, recupera Sonora y Guerrero y aunque vuelve a perder Baja California Sur y tiene derrotas en Michoacán, Querétaro y Nuevo León, avanza levemente en el Distrito Federal y el balance general no le es desfavorable, máxime que por el descrédito inherente a la corrupción e impunidad más los problemas de alta criminalidad y el decaimiento en la economía se auguraba una jornada electoral desastrosa.

Pero ya está en ebullición el ambiente preelectoral rumbo a la sucesión presidencial de 2018, en la que por el PRI siguen perfilándose como aspirantes visibles Miguel Osorio Chong y Luis Videgaray Caso, por el PAN: Gustavo Madero, Margarita Zavala de Calderón, Ricardo Anaya y el desprestigiado Rafael Moreno Valle, en tanto es firme la inminente candidatura por MORENA de Andrés Manuel López Obrador y existe mucha incertidumbre por el futuro del PRD y el PMC ante la ausencia de cuadros de buen nivel para enfrentar la elección presidencial siguiente y quizá terminarían respaldando a candidatos de otros partidos.

Ante el creciente desdoro de los partidos, cobra fuerza la corriente de opinión social que busca impulsar aspirantes no postulados por partidos y ahí están desde ahora las figuras de Jaime Rodríguez Calderón alias El Bronco, Gobernador Electo de Nuevo León y, como algo novedoso, la destacada comunicadora Carmen Aristegui, que recientemente ha expresado en diversos foros privados el interés de evaluar la posibilidad de lograr ser Candidata a Presidenta, lo que seguro provocará un gran revuelo dada la popularidad de la que en muchos segmentos de la población mexicana goza la periodista y obligará a los partidos a afinar el perfil de sus abanderados así como su discurso y estrategia de atracción popular.

@salvadorcosio1

opinión.salcosga@hotmail.com