Apuntes

Por una nueva Ley del SJRyTV

La nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) obliga a las entidades que cuentan con permisos y concesiones en radiodifusión a que adecúen el marco normativo a través del cual se administran. Jalisco optó en diciembre de 2013 (http://goo.gl/WpAjXF), meses antes de contar con la nueva norma federal, en constituir como organismos público descentralizado a su ya Sistema Jalisciense de Radio y Televisión (SJRyTV), pero manteniendo su sectorización en la Secretaría de Cultura.

La Ley Orgánica del SJRyTV quedó rápidamente anacrónica, superada e impone obligaciones que le inciden directamente. Esto apremia a retomarla y rehacerla, aprovechando con ello, desde la ley, a constituir un sistema público de radiodifusión en Jalisco modelo nacional desde lo local. La participación pública y social será fundamental.

¿Qué elementos serán claves a considerar en un nuevo modelo de SJRyTV?

1. Que como organismo público descentralizado no esté sectorizado; es decir, que no dependa ni presupuestal ni políticamente de una secretaría o área de Gobierno.

2. Que el nuevo SJRyTV sea guiado por una Junta de Gobierno, conformada por un mínimo número de integrantes y necesarios titulares de dependencias: Educación, Cultura y Salud, y un Consejo Ciudadano mayoritario.

3. Que la Junta de Gobierno sea presidida por un Director del SJRyTV, quien a su vez sea elegido mediante consulta y propuesta pública supervisada por la Junta a través del Congreso del Estado con reglas y procedimientos claros y transparentes.

4. Que los principios rectores del nuevo SJRyTV muestren explícitamente los mecanismos para asegurar la independencia editorial, su autonomía de gestión financiera, las garantías de participación ciudadana, con reglas claras para la transparencia y rendición de cuentas, la defensa de sus contenidos (derecho de réplica y mecanismos de autorregulación), las opciones de financiamiento dentro de la LFTR, así como normas para la expresión de diversidades ideológicas, étnicas y culturales de la sociedad jalisciense y mexicana.

Punto clave serán las opciones de financiamiento. Quien paga manda, y la dependencia sólo del erario somete a cualquier sistema a quien asigna presupuesto. ¿Por qué no pensar en incorporar, además, un modelo de participación económica social?

Los jaliscienses tienen derecho a un sistema de radiodifusión público. Y no es concesión ni poca cosa.

 

Twitter: @jrubenalonsog